Post-México 4-2 Estados Unidos – El Tri campeón de la Copa de Oro

México estará de regreso en la Copa Confederaciones para enfrentarse a España, Brasil y otros campeones más en dos años. Después de años de andar pisándole los talones a los estadounidenses en el fútbol, de sufrir derrota tras derrota ante un equipo al que estábamos acostumbrados a vencer, y enfrentar la dolorosa realidad de su gigantesco crecimiento en el deporte en las últimas décadas, México volvió a ganarle a Estados Unidos. El equipo nacional se ve bastante prometedor, aunque todavía le quedan muchas cosas por arreglar de cara a los próximos años; por lo pronto, el país puede disfrutar de otro título en Copa de Oro, la posibilidad de jugar la Confederaciones y de haber vencido a los estadounidenses en su país. 

Ojo: el siguiente párrafo no está hecho para desmeritar a México, sino para analizar a Estados Unidos objetivamente. Primero que nada sería difícil dejar escapar mencionar el hecho de cuál fue el equipo al que México enfrentó. Este equipo de Estados Unidos tiene dos debilidades combinadas: una es que es un equipo más o menos en transición, y la otra es que tienen un director técnico muy poco capaz. Tienen jugadores importantes en las figuras de Donovan, Bradley, Howard y Dempsey, principalmente, pero tienen debilidades gigantescas en otros sectores de la cancha que Bob Bradley no sabe cómo manejar. El señor Bornstein es una de las mayores debilidades de la defensa norteamericana, así como Goodson, que la verdad parece un central improvisado por su manera de moverse. Toda la línea defensiva de E.U. deja mucho qué desear: Lichaj-Bocanegra-Goodson-Bornstein fueron una gran debilidad para Estados Unidos en el partido de ayer, nunca iban a poder detener la gran velocidad de México y las estupendas corridas del Chicharito, Barrera y Giovani – en el tercer gol de México se notó cómo la línea defensiva estaba muy mal coordinada.

Dicho eso, el planteamiento de Bradley fue bastante malo. 4-4-2 no era la manera de quebrar a México, ni de detenerlo. Jermaine Jones es un medio defensivo que estaba a cargo de empujar al equipo hacia adelante… el problema es que no es muy bueno con el balón en los pies, y Bradley, que tiene buena técnica y de hecho es un buen centrocampista, estaba a veces ahogado por los triángulos que formaba México. Dempsey se veía desubicado en su posición y gracias a eso México entró por la derecha en incontables ocasiones (bueno, eso y que Bornstein defendía). Arriba, Donovan y Adu causaron problemas hasta que la zaga mexicana se puso las pilas. Estados Unidos anotó dos veces gracias a distracciones de México.

El Tri, por su parte, hizo su partido. No se desesperó cuando recibió los goles y sabía que, por primera vez en algún tiempo, era más equipo que Estados Unidos. La línea de 4 en el fondo se distrajo en una ocasión y así cayó el segundo gol, pero cuando despertaron, apagaron el fuego de E.U. a la ofensiva. A pesar de haber perdido dos hombres, se quedaron sólidos la mayor parte del juego – Héctor Moreno se está transformando en un monstruo defensivo. Los dos contenciones, Castro y Torrado, se encargaron de ahogar la “creación” de E.U. con un buen juego defensivo (tampoco les pidan que se pongan jugar como dioses), y estuvieron bien posicionados y bien con sus relevos. En las bandas, Barrera y Guardado fueron muy desequilibrantes, mucho más Barrera que Guardado, ya que el sector débil de los estadounidenses era en el que estaba Barrera, por lo que cuando se juntaba el triángulo Giovaini-Barrera-Chicharito los norteamericanos no tenían ningún tipo de respuesta por la técnica y velocidad de los dos primeros y las corridas del último. Chicharito encontró la posición entre los defensas, que tampoco supieron qué hacer cuando salía de ella y se botaba, y así cayó el primer gol y pudieron haber caído otros dos.

Los triángulos más importantes de la selección nacional fueron el dicho de Gio-Barrera-Chicharito, y el de Guardado-Torres Nilo-Torrado defensivamente. El 4-2-3-1 de México (que se transformaba constantemente, defensiva y ofensivamente) con Giovani en el rol libre hería demasiado a unos estadounidenses que no tenían respuesta al juego de México. Los toques rápidos y precisos, el movimiento continuo sin pelota, y las corridas a las espaldas de los defensas eran demasiado ante un equipo lento y con un mal planteamiento. De hecho, los E.U. tuvieron mucha suerte de que el partido no haya terminado 7-2.

Ahora, el Chepo de la Torre ha hecho un gran trabajo. A pesar de que perdió versatilidad gracias a la carnita que le sirvieron a sus jugadores y todo el desmadre que se armó, supo mantener sus piezas y formar sociedades importantes en todos los sectores de la cancha. Está haciendo un gran trabajo hasta ahora, con un perfil bajo y con trabajo. Sin embargo, todavía queremos ver a una mejor selección nacional enfrentando a mejores equipos, de mayor peso. El futuro se ve prometedor: en esta selección hay elementos de muchísima calidad internacional como Chicharito, Guardado, Barrera y Gio (esos tres necesitan un nuevo equipo), (Giovani se transforma en un jugador de la mejor calidad mundial cuando se pone la playera de la selección). La ofensiva se está entendiendo muy bien, y de abajo (sub-22 y sub-20) vienen elementos jugando bien que van a empezar a buscar puestos más arriba en muy poco tiempo. ¿Cómo hacemos esto con una liga tan mala y una Federación tan llena de mierda?

Este trofeo es inspirador por varios motivos: se jugó un buen fútbol considerando la oposición que se tuvo a lo largo del torneo; se notó el trabajo que está haciendo el Chepo de la Torre, especialmente con el desarrollo de algunos jugadores; se va a disputar una copa Confederaciones en 2013 que va a abrirnos los ojos muchísimo de cara a la Copa del Mundo un año más tarde. Para mí, el único sector preocupante es el medio campo defensivo, ya que Torrado y Castro no van a aguantar mucho más, y los jugadores que vayan saliendo para esa posición podrán tener una gran calidad, pero en esa zona se necesita experiencia, es la columna vertebral – sí, faltan 3 años y hay mucho tiempo, pero no deja de ser una espinita que me pica en la axila.

Por cierto, qué golazo de Giovani, verdaderamente, qué golazo. La transformación que sufre cuando se pone la playera de la selección es magnífica. Su conducción de balón y manejo de centro de gravedad son como los de Messi (sí, manteniendo la distancia, es un ejemplo, no se aloquen, ¡tranquilos todos!). Qué lo contrate un equipo grande de Europa y le pongan la playera de la selección para jugar. También sería bueno notar que el tronco más grande de la historia de México (aparte de Santa Anna) recogió sus premios a mejor anotador y mejor jugador del torneo – un tronco que está logrando todo a donde quiera que va – y ayer su asistencia para el primer gol fue magnífica en todos los aspectos posibles. Chicharito-haters, ríndanse o lean un libro de fútbol.

Felicidades al equipo mexicano por haber ganado el torneo y haber calificado a la copa confederaciones, se lo merece.

Dile a Donovan que se calle, Pancho.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Copa de Oro 2011, Fútbol Mexico y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Post-México 4-2 Estados Unidos – El Tri campeón de la Copa de Oro

  1. dortizsc dijo:

    Sobre Estados Unidos, lo que mencionas hay varios jugadores muy buenos pero el relleno no está cooperando con ellos. En la zaga faltó Onyewu que había estado lesionado y no fue considerado para la titularidad. Pudo faltar el trabajo de Feilhaber que ni siquiera fue convocado y no entiendo la necia apuesta por Adu y menos como titular, dos medio-chispazos en 90 minutos no son para selección nacional.
    De México lo que todos vemos. No se puede jugar con dos rocosos en medio campo. Torrado pone experiencia y más recorrido pero a Castro no le alcanza con sus coberturas, falta mucho toque para poder ser el volante que lleve la manija del medio campo.
    Éste Tri promete, hay que darle al Chepo el merecido reconocimiento.

    Excelente artículo Leo.

    • Israel Nungaray González dijo:

      Cierto, en el fútbol moderno ayuda más tener un contención fino y un perro de presa para ganar el medio campo, algo así como lo que hicieron Pirlo y Gattuso en el Milan e Italia

  2. Israel Nungaray González dijo:

    De acuerdo que Estados Unidos tiene fallas, está en transición y por ello no presentó su mejor versión. A Bornstein le hacen falta minutos con Tigres aunque tampoco es un jugadorazo, en el Mundial 2010 los ganeses le hicieron ver su suerte. Lo mejor para mí es que por lo menos en este torneo se vio que ha mejorado el aspecto mental y en ello hay que darle crédito a Chepo de la Torre que pese a no ser monedita de oro que a todos agrada se ha dedicado a trabajar y los resultados lo respaldan hasta el momento. Le ha dado cohesión al grupo y ha solventado los problemas extra cancha evitando que afecten el rendimiento de los seleccionados.

    Ojalá que los futbolistas que mostraron de lo que son capaces (Guardado, Dos Santos y Barrera) tengan mejor fortuna en los clubes que les contraten la próxima temporada. Barrera demostró que lo único que necesita es confianza y minutos de juego para retomar el vuelo. Lastima que los centrocampistas defensivos y/o centrales abunden pero les falte experiencia para suplir a Torrado y a Castro. Paciencia y trabajo serán la clave en esa zona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s