Santos y Peñarol por la gloria libertadora

Llegan a la final justamente los equipos que ganaron el torneo en los inicios del mismo. Peñarol los primeros dos en 1960 y 1961, y Santos en los dos consecuentes de la mano de nada más y nada menos que para muchos el mejor jugador de todos los tiempos (podría ya omitir el nombre pero me daré el gusto de decirlo): Pelé. Y justo desde aquella época el Peixe no gana la Copa Libertadores.

Muchos años para un histórico de este tamaño y por eso la gran oportunidad de levantarla el día de hoy, aunque hay que mencionar que enfrente hay otro equipo muy grande de Sudamérica.

Peñarol está disputando su décima final, siendo el que más las ha jugado y es el tercer club que más títulos tiene con cinco, solo detrás de Independiente (7) y Boca Juniors (6), uno de ellos avasalló en los setentas y el otro en la década recién terminada.

Diego Aguirre, entrenador de los Aurinegros fue justamente el héroe que le dio el último título al equipo en 1987 con un gol en el último minuto del tiempo extra en el partido de desempate y ahora ha llevado a su escuadra a la última instancia sin ser nunca favorito pero pasando las fases anteriores con suerte haciéndose fuertes en casa. Fueron segundos de su grupo tras Independiente, ganando tres y perdiendo otros tres (dos de ellos por goleadas 0-3 y 0-5). En octavos empezaron a ser decisivos Martinuccio, Corujo, Olivera y compañía para eliminar al campeón Internacional en el mismísimo Beira-Río, luego sacaron buenas rentas en casa para terminar sufriendo pero pasando ante la U. Católica y luego ante Vélez Sarsfield.

Santos tiene como técnico a Muricy Ramalho quien ya en su primer año los hizo ganar el Paulista y ahora aspiran a la Libertadores, pero ya lleva un buen tramo recorrido en los banquillos ganando títulos brasileños y hasta chinos. Fue jugador del Puebla en México, donde tuvo sus mejores momentos como futbolista. Su equipo era favorito desde el inicio, pero el camino no ha sido el esperado, les costó muchísimo.

Buen nivel futbolístico y competitivo de Cerro Porteño y Colo Colo que los tenía al borde de la eliminación pero ganando los últimos tres juegos de grupo los llevó a clasificar casi milagrosamente. A partir de ahí ni América ni Once Caldas fueron suficiente rival y con muy poco los brasileños avanzaron. Se vieron de nuevo frente a Cerro Porteño y mejoraron bastante aunque el ímpetu de los paraguayos los hizo sufrir al final. Pero con Neymar alcanzó, ya que Ganso había estado lesionado (reaparece hoy) y el resto del equipo depende prácticamente de la imaginación de las nuevas perlas brasileñas.

El tema es controlar el carácter del primero y el físico del otro, si hoy ambos están bien y se encuentran mutuamente en el campo, Santos debe levantar su tercera Copa Libertadores de América, es el favorito sin duda alguna, pero no hay que descartar la famosa garra charrúa bien aplicada por Peñarol, que esperará los momentos clave para contragolpear a velocidad, ganar los rebotes o buscar balones parados para aprovechar juego aéreo, mientras que como sabemos la iniciativa y la magia correrá a cargo de los brasileños. Será un gran partido: Santos y Peñarol por la gloria libertadora.

Twitter @dortizsc

Anuncios

Acerca de Daniel Ortiz

Apasionado y fanático de los deportes, me gusta intercambiar ideas, opiniones, sueños, conocer gente, culturas, países, historias de vida...
Esta entrada fue publicada en Futbol Internacional y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s