El mercado español se mueve despacio

Van Nistelrooy, nueva incorporación del Málaga

Que la crisis económica ha llegado de lleno al fútbol español es un hecho más que contrastado. Ni siquiera los grandes clubes están dispuestos a realizar un gran fichaje que suponga un desembolso que pueda hacer mella en sus arcas. Prueba de ello, por ejemplo, es que el deseado Cesc Fábregas (Arsenal) lo tiene más cerca que nunca para regresar al FC Barcelona con el consentimiento incluso del propio Arsene Wegner, pero el club catalán está marcando los tiempos para no hacer un gasto mayor del previsto. El tope parece estar en 45 millones de euros para reforzarse este verano y habría que renunciar a otras incorporaciones para hacerse con los servicios del centrocampista, por lo que, de momento, no ha habido ningún fichaje.

En la entidad azulgrana suenan nombres como el del extremo Alexis Sánchez (Udinese), cuyo precio se había fijado incluso en sesenta millones de euros, pero que finalmente podría quedarse en algo menos de la mitad y hacerse oficial en las próximas horas. Es el que más cerca está de recalar en las filas del campeón de Europa. Aunque se habla desde hace semanas de otros como Rossi, delantero del Villarreal, que parecía tenerlo cerrado con el club catalán pero del que aún no se sabe nada en la Ciudad Condal.

El Real Madrid, por su parte, sigue pendiente de futbolistas como Neymar (Santos) o Coentrao (Benfica), aunque antes de ellos se había hablado de la posible compra del argentino Kun’ Agüero, por el que el Atlético de Madrid exige el pago de su cláusula (45 millones de euros), una cantidad que se incrementaría en concepto de impuestos. En este caso, sin embargo, el dinero no parece el principal obstáculo, sino la negativa del club ‘colchonero’ de reforzar al conjunto blanco con uno de sus mejores futbolistas.

El equipo merengue, al contrario que el Barça, sí que ha movido ficha nada más acabar el pasado campeonato liguero en materia de fichajes. Eso sí, nombres de menos peso que otros veranos, más en la línea de los refuerzos del año pasado: gente joven, que despunta y que no supone un agujero insalvable en los bolsillos de la entidad. Por un total de 15 millones de euros, se ha hecho con los servicios de dos mediocentros (Sahin, procedente del Borussia Dortmund, y Altintop, del Bayern Munich) y de un delantero, el ex españolista José Callejón, que ya formó parte del filial blanco. En las últimas horas también se ha hablado de Raphael Varane, una joven promesa procedente del Lens francés.

Lo cierto es que, obviando que los dos grandes clubes españoles han conformado en las últimas temporadas unos equipos que poco más tienen que reforzar, el mercado de fichajes está cambiando por la situación financiera. Los mayores movimientos se han producido hasta el momento en entidades como Atlético de Madrid –con los fichajes de Miranda, Silvio, Adrián y Gabi, al que se une el técnico andaluz Gregorio Manzano-; Valencia CF –que contará la próxima temporada con novedades en sus filas como Rami, Diego Alves, Feghouli o Parejo-; o Getafe –con las incorporaciones de Lopo, Rodríguez, Lacen, Diego Castro y Moyá, junto al ex técnico levantino Luis García-.

Aunque quizás el caso más llamativo sea el del Málaga, cuyo propietario, el jeque Abdullah Bin Nasser Al Thani, está conformando una plantilla para optar a jugar en Europa a las órdenes del chileno Manuel Pellegrini. Ruud Van Nistelrooy y Mathijsen (Hamburgo), Monreal (Osasuna), Buonanotte (River Plate) y Toulalan (Olympique de Lyon) son hasta ahora los nombres que se han unido a la plantilla blanquiazul.

Hay otros equipos que han optado por la operación salida para dar un desahogo a sus cuentas bancarias, como el Atlético de Madrid, que ha vendido a Keko y Thiago a la Juventus y a Ujfalusi al Galatasaray, el mismo equipo con el que negocia la salida del sevillano José Antonio Reyes. Y es que unos andan sobrados de circulante y, otros, no tanto.

Aún hay tiempo para nuevas altas y bajas en los distintos equipos de Primera, aunque resulta extraño que, a estas alturas de verano, clubes como el FC Barcelona aún no hayan anunciado ningún fichaje. Habrá que ver cómo se desarrolla el mercado en los próximos días. Pero lo que ha quedado claro es que el fútbol español prefiere esperar a una oferta de última hora, antes que precipitarse en gastar más de lo deseable. Las gangas y los sobrecostes no son de fiar.

Pilar Arjona.

En Twitter, @pilar_arjona

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Liga y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El mercado español se mueve despacio

  1. Israel Nungaray González dijo:

    Buena nota con datos precisos. Desde hace años se preveía una situación como esta pero ahora que las deudas han rebasado a muchos clubes, en particular a los “pequeños”, los fichajes serán modestos, bien seleccionados y en poca cantidad. Quizás la recesión económica sirva para que equipos grandes tengan más paciencia a los jugadores que ya tienen y entiendan que reventar el mercado puede ayudarles a vender camisetas mas no a ganar títulos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s