Las nuevas promesas

A partir de hoy 18 de junio hasta el 10 de julio nuestro país vuelve a recibir un evento organizado por la FIFA después de mucho tiempo: ya quedaron atrás los Mundiales mayores en 1970 y 1986, el Mundial sub-20 en 1983 y la Copa Confederaciones en 1999. El estadio Morelos será sede de la inauguración y otros partidos junto las otras sedes designadas: Pachuca, Querétaro, Guadalajara, Monterrey y Torreón, incluyendo dos estadios prácticamente nuevos, mientras que el majestuoso e histórico estadio Azteca será el que albergará la gran final.

Se ha mencionado que México busca levantar la mano para ser contemplado como sede de un Mundial mayor, aunque sólo han sido rumores y no se ha hecho ninguna candidatura oficial. Tener el sub-17 no significa que se tengan más posibilidades en 2026 o 2030.

Es muy positivo mantenerse en la lista de buenos anfitriones con la capacidad de organizar este tipo de eventos, refrendar la seguridad para los turistas y la riqueza cultural del país -aunque no de todo el mundo, si habrá muchos ojos volteando hacia tierras mexicanas. En los mundiales sub-17, históricamente Nigeria y Brasil llevan la delantera con tres títulos cada uno, seguidos de Ghana con dos y varios más con uno. El Tri está en esa lista de campeones por el mundial ganado en Perú hace seis años con jugadores que ya son claves en la mayor: Giovani Dos Santos, Héctor Moreno, Efraín Juárez y Carlos Vela. Este año la faena corresponde a los dirigidos por Raúl Gutiérrez, entre los que destacan Richard Sánchez, Julio Gómez y Carlos Fierro.

Se han preparado y han tenido bastantes amistosos con resultados tanto buenos como malos, pero lo importante es la conjunción y que se la crean, que como locales deben hacer pesar esa condición y ser candidatos. Sin embargo, habrá que vencer a otros que también lo son con sus respectivas figuras: Holanda (Kyle Ebecilio), Alemania (Okan Aydin), Brasil (Lucas Piazon), Uruguay (Juan Cruz Mascia), Argentina (Federico Andrada) o hasta Burkina Faso: los africanos aquí siempre cuentan. Hay que seguir también a Hallam Hope (Inglaterra) y a Viktor Fischer (Dinamarca), más los que se puedan sumar inesperadamente. Es cierto que no son jugadores conocidos porque son menores de edad y menos profesionales aún. Son realmente unos niños, algunos ni siquiera se habrán desarrollado físicamente, pero lo que es seguro es que tienen talento y tenemos la oportunidad de observar a las nuevas promesas del futbol mundial. No hay que dejarlo pasar, lo tenemos acá y no sabemos cuando México tenga otro Mundial en su territorio.

@dortizsc

Anuncios

Acerca de Daniel Ortiz

Apasionado y fanático de los deportes, me gusta intercambiar ideas, opiniones, sueños, conocer gente, culturas, países, historias de vida...
Esta entrada fue publicada en Futbol Internacional y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s