Cuando pensaba…

Las cosas como son.

Cuando pensaba que el fútbol mexicano buscaría nuevas fórmulas, cuando pensaba que todo iba a cambiar, cuando pensaba que por fin la gente había entendido el mensaje de la exigencia y cuando pensaba que los dueños analizarían e impondrían lo mejor para el deporte, sale el nuevo formato de liguilla para nuestro fútbol.

¿Qué hay de nuevo? Nada, absolutamente nada. La misma mediocridad (perdón, más mediocridad), el mismo “valemadrismo” en cuanto a buscar la mejoría del deporte y la urgencia por seguir jalando dinero (perdón, aún más dinero).

Si hay algo que he observado durante los más de 4 años que tengo analizando (lo más objetivamente posible) el fútbol mexicano es que los dueños no entienden que ”a mayor espectáculo, mejor negocio”.

Esa regla tan simple, a los dueños les entra por un oído y les sale por el otro. No comprenden que los planes a largo y mediano plazo serán beneficiosos para ellos, para la afición y para los miembros que participan en el fútbol.

Ahora que los ratings de televisión están bajando, ahora que la gente se está dando cuenta de que el “espectáculo” que da nuestro fútbol es una porquería comparado con el de la clase mundial, en lugar de buscar mejorar lo futbolístico nuestros “queridos caciques” del fútbol nos quieren “reventar” con más juegos de liguilla, con más patrocinadores, con más anuncios.No ser dan cuenta de que a la larga, la liguilla (lo más emocionante de nuestro fútbol) propiciará más fútbol “ratonero”, especulativo, mediocre y más perdida de ingresos (cosa que a los dueños si les importa).

La frase de Decio de María resume todo:  “Este es un nuevo formato que se va a probar por un año, si al término de un año la evaluación indica que no es un formato exitoso se cambia y no pasa nada, lo que hay que resaltar es la voluntad de buscar el cambio, de buscar lo mejor”.

Si serán… tontos. ¿No se acuerdan que hace más o menos 20 años se utilizó este sistema en México y se remplazó porque fue un auténtico fracaso?

Esta “nueva” liguilla en lo económico, bienvenida sea (por un tiempo). En lo deportivo, es otra tomadura de pelo para la pobre afición que seguirá sufriendo y viviendo con un fútbol de tercer nivel.

twitter: @jorgelh

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna, Las Cosas Como Son. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Cuando pensaba…

  1. Israel Nungaray González dijo:

    No funcionará y hasta que los estadios estén semi vacíos y los ratings de televisión sean bajos los dueños aceptarán prouestas que realmente mejoren nuestro futbol. Está en nuestras manos. Apaguemos el televisor y no asistamos a los estadios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s