¿No que querían ganarla?

Mucho es lo que se debate en México acerca de importancia de los torneos continentales. Poca atención se le prestaba a la Liga de Campeones de CONCACAF hasta que el organismo ha reestructurado el torneo y pedido a los clubes que pongan verdadero interés, ya que se concede al campeón la plaza para el Mundial de Clubes. Los mexicanos pongan o no el máximo interés son los favoritos, pese a que en ocasiones el Saprissa o algún equipo estadounidense los ponen a temblar.

El miedo o envidia de la CONCACAF es que desde 1998 se invita a México a participar en la Copa Libertadores, y al organismo de norte y centro América no le parece muy conveniente para sus intereses -tanto mercadológicos como futbolísticos- y, pese a que acuerdan que los campeones sean los que disputen su torneo, se sabe que el que los mexicanos quieren ganar es el sudamericano. Son demasiadas las ganas que traen los mexicanos al trofeo más importante de Sudamérica (junto a la Copa América a nivel selecciones) aunque sólo Cruz Azul y Guadalajara han llegado a la final, pero no han podido levantarlo. Pero el intento no queda ahí: en 7 de las 13 ediciones ha habido al menos un club mexicano disputando las semifinales. Eso sí, han estado ahí una vez los cementeros y el resto han sido Chivas y Águilas: los que han contado con planteles vastos.

Después de quitar el Interliga, los méritos para acceder a la Santander Libertadores se limitaron a un solo torneo (aunque creo debería ser por lo realizado en todo el año) y en el Apertura 2010, fuera de los finalistas que se quedan en ConcaChampions, fueron América, San Luis y Jaguares los que consiguieron más puntos para meterse a disputar esta Copa; los chiapanecos tras un repechaje ante el Alianza Lima, el cual sortearon con facilidad para entonces entrar junto con los televisos a la fase de grupos.

Al San Luis le quedó muy grande el torneo y con un equipo mal armado e irregular ha dado pena. No se ubicaba en un grupo tan complicado pero ha terminado último.

América se encontraba en el grupo de la muerte, pero con suerte, buen juego y algo más ha terminado como líder por encima de Fluminense, Nacional y Argentinos Jrs. Con su plantel en óptimas condiciones y bastante completo, jugó buenos partidos, de local ganó y convenció y de visita con altibajos que le hicieron perder dos partidos por distracciones. Pero lo sorprendente es que su directiva no haya presupuestado (o no le interese) que podían pasar a la siguiente ronda y el estadio Azteca esté rentado para un concierto cuando se juegan los Octavos de Final. Increíble. Los azulcremas recibirán a Santos de Brasil en el Corregidora por este inconveniente, una pena para la afición soportar este tipo de faltas de respeto.

Y Jaguares igualmente ha rotado algunos jugadores y aún así ha clasificado. Se hizo fuerte como local ganando todos sus partidos, incluyendo la victoria sobre el actual campeón, el Internacional. Y fuera, aunque lo intentó dando bastante pelea, ha caído en los tres, con lo que les alcanzó para pasar segundos. Lo vergonzoso es que en el tercer partido visitando al Jorge Wilstermann, el equipo ha viajado sin su director técnico José Guadalupe Cruz sin dar motivos importantes para su ausencia y además en la banca solo presentaron tres futbolistas, es decir, los cambios exactos sin siquiera completar el banquillo. Una falta de seriedad absoluta de ésta institución hacia el rival, el torneo y los demás equipos mexicanos que quisieran alguna vez participar, dejando mal parada a la Federación y al futbol mexicano como tal. No sé quien tomó ésta decisión, pero ir al partido clave para calificar con la expedición incompleta es una total falta de seriedad. Con suerte han pasado a la siguiente fase, y con aún más suerte se enfrentarán al Junior de Colombia, que no es precisamente el rival a vencer y todavía pueden buscar avanzar, y les haría bien ya que en la liga penosamente son coleros y hasta en problemas de descenso se verán involucrados el próximo año.

¿La idea de los clubes mexicanos es ganar el torneo, o participar en él usándolo sólo como vitrina? Hay limitantes y eso se entiende, pero la cuestión está en las formas para denotar interés. No es que Chiapas tuviera una lista de lesionados extensa o no le alcanzara el dinero para los boletos de avión a Bolivia, o que la directiva y/o dueños del América no tuvieran a la mano el calendario para saber que no se podía hacer un evento en esos días, o bueno, en realidad les importó más hacer caja con U2 que respetar la localía americanista. No imagino que eso pueda pasar alguna vez en San Siro, Old Trafford o el Camp Nou, pero estamos en México y aquí lamentablemente así se hacen las cosas.

Anuncios

Acerca de Daniel Ortiz

Apasionado y fanático de los deportes, me gusta intercambiar ideas, opiniones, sueños, conocer gente, culturas, países, historias de vida...
Esta entrada fue publicada en Las Cosas Como Son y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s