Post Clásico 2/4 – Real Madrid Campeón de la Copa del Rey

El Madridismo volvió a cantar, volvió a aparecer después de algunos años de ausencia. Volvieron las banderas blancas y las playeras merengues; hasta parecía que me metí a la máquina del tiempo a 2002-03. Madrid volvió a cantar… al menos por ahora.

Un gol de cabeza de Ronaldo -ya en tiempo extra- fue la diferencia entre Real Madrid y Barcelona. ¿Lo fue realmente? Sí, esa fue la diferencia; bien pudo haber sido Pedro, por dos centímetros, o tal vez Pepe, por los mismos dos centímetros, pero fue el golpe de cabeza de Ronaldo el que le dió a Real Madrid su primer Copa del Rey del milenio. ¿Cuál fue la diferencia con el sábado? ¿Qué ha aprendido Mourinho y que no ha movido Pep Guardiola en los últimos dos enfrentamientos, y de cara a las semifinales de la Champions League? ¿Qué nos deja la final de la Copa del Rey?

Dicen que ya se lo habían advertido a Guardiola, sí, pero no con el partido del sábado, sino con la serie con el Inter del año pasado. Dijimos anteriormente que Mourinho es experto en aprender de sus derrotas, y vaya que en los últimos juegos se ha demostrado. Recuerdo el año pasado, después de haber sido paseado por el Barcelona en la fase de grupos de la Champions con el Inter, Mourinho dijo que había sido bueno encontrarse con los culés en esa instancia, ya que sabría cómo jugarles más adelante, y le salió, eliminando al Barça de las semis y ganando la Champions League eventualmente. Esta temporada pasó lo mismo, aunque yo creo que ni José se imaginó que le pudieran meter 5-0 en la primera vuelta, tal vez pensó que podría sacar un empate. Bueno, hasta ahora, le ha salido igual, aunque el paseo en el Camp Nou nadie se le quita, y a pocos se les olvida.

Del partido del sábado habíamos rescatado la labor de Pepe, pero en esta final de la copa su rol fue un poco diferente, tanto que hasta yo mismo señalé al principio que perdía la posición, pero no era así, sino que ahora jugó mas adelantado para comenzar a presionar un poco más arriba y en lugar de tapar a Messi, tapar a Xavi y evitar que administrara el juego como siempre lo hace; fue Alonso el que se encargó del trabajo entre líneas. ¿Qué se logró con esto? El juego del Barça estaba más apretado y por mucho tiki-taka que hicieran, lo hacían donde Messi se tenía que botar demasiado y Xavi no podía dirigir la orquesta, por lo que no había peligro. Mourinho también optó por comenzar con Ronaldo de punta y Özil en la banda, lo que le daba más velocidad para los latigazos al frente y más cerebro en una de las bandas (como lo que hacía el Manchester del 2000-03 con Giggs en la izquierda y Beckham en la derecha). Ahora, con todo eso, vimos a un Madrid que se la pasó presionando con balonazos y velocidad, y que cerca estuvo de abrir el marcador, especialmente con aquel anticipo de cabeza de Pepe que pegó en el palo. El primer tiempo fue de Real Madrid, y eso está muy claro. Algo que ayudó mucho al Madrid, también se debe decir, es que Villa está muy fuera de forma y que Pedro no aparecía mucho, por lo que la ausencia de Messi en tres cuartos de cancha fue muy notoria.

En el segundo tiempo el Real Madrid perdió la posesión del balón, y comenzó a sentirse bastante agobiado ya que el Barcelona comenzó a hacer su juego en donde es peligroso. Obviamente es muy difícil mantener la presión durante 90 minutos, después del desgaste que tuvieron en el partido de sábado, especialmente siendo uno menos, y con un Barça dispuesto a meter la cuarta velocidad (aunque también se les estaba acabando el gas). Lo que sí nunca sabremos es sí fue un retraso de líneas táctico de Mourinho o sí realmente los estaban agobiando y metiendo atrás. Personalmente yo creo que el Barcelona sí logró quebrar al Madrid durante unos 25 minutos, pero el Madrid logró mantenerse en pie. El problema de un retraso táctico intencional es que el Barcelona en cualquier momento se los pudo haber comido, como lo hizo Pedro, e incluso Casillas tuvo que tapar varias oportunidades de gol; Messi se desenvolvía mucho mejor y los creativos, Iniesta y Xavi comenzaron a hacer su juego, y no estoy muy seguro que Mourinho haya querido eso. Muchos pensamos que Barcelona ganaría el partido, pero el Madrid aguantó.

Entonces José decidió mandar un cambio, Adebayor por Özil, a quien Adriano se había estado comiendo en la banda, con lo que ahora la responsabilidad era mayor para Adriano ya que tenía que cuidar a Ronaldo (ojo) y no subir tanto, además de refrescar la zona por la que estaba intentando ganar la espalda de los defensores con un jugador rápido. Yo personalmente pensé que entraría Kaká por Özil para intentar hacer los cortes en diagonal y disparar o filtrar un balón, algo que Kaká sabe hacer muy bien a pesar de estar fuera de forma, pero no fue así (¿veremos a Kaká en la Champions?). Khedira y su desgaste fueron notorios en el partido, ya que el hecho de que tuviera que subir más en el segundo tiempo le dio espacio a Xavi.

¿Cómo se decidió el juego? Una pared de Di María con Marcelo, centro, y Ronaldo, que hizo la diagonal para meterse a cabecear al área, anticipó a Adriano y puso el balón en la red, y explotó el Madridismo. Con 1-0 abajo, Guardiola finalmente se decidió a hacer el cambio y sacar a Villa por un jugador más desequilibrante y rápido (aunque menos certero, pero no tan fuera de forma) y entró Afellay, pero ya era obvio que el Madrid se iba a retrasar más y a contragolpear más fuerte (gran crédito a Di María con su desgaste, a Ronaldo igual). El Barcelona necesitaba fuerza, y, nunca pensé decir esto: necesitaba a Ibrahimoviç en el área.

¿Victoria táctica de Mourinho? Sí, en gran parte. ¿Un poco de suerte? Sí, suerte de campeón, como la que ha tenido el Barcelona en los últimos años (aquel partido contra Chelsea en semis de CL me viene a la mente). ¿Qué le faltó a Guardiola? Un David Villa en forma, un Ibrahimoviç, tal vez alguna variante táctica, tal vez sacar a Villa antes. ¿Se necesitaba alguna sorpresa por parte de Pep? Sí, probablemente, aunque habría que preguntarse qué tantas sorpresas puede ya poner el Barcelona en la mesa, especialmente cuando ha sido tan estudiado por un hombre como José Mourinho. Dicen que en este partido se notó que Pep todavía está un poco verde como técnico. Tal vez, aunque creo que esa declaración se pondrá a prueba en las semis de la Champions League.

Ahora, dicen que Real Madrid no tiene crédito por haberse metido atrás, y que eso no es fútbol. No quiero volver a tener esta discusión. Realmente los que no puedan entender lo difícil que es aguantar con orden táctico los embates de un equipo que aplica perfectamente la mejor teoría de fútbol asociación, tiene un problema para entender el juego. ¿Cómo se le puede ganar a este Barcelona? Sólo con orden, no es un equipo con deficiencias como las que se pueden ver en el Arsenal, que a pesar de jugar bien con toques hacia el frente, su espacio defensivo y sus transiciones dejan espacios para que el rival aspire a aprovecharlas y explotarlas atacando. Los que han intentado jugar de tú a tú con el Barcelona han sido noqueados. No se necesita ser un genio para saber que el único fútbol que puede vencer al que desarrolla el Barcelona es el orden táctico defensivo, y saber explotar las distracciones y los pocos espacios que otorguen, para lo cual se necesitan jugadores de mucho desgaste, cualidades defensivas, velocidad ofensiva y lo más importante, mucha calidad. A muchos no les gusta, a mi personalmente me gusta más el fútbol ofensivo, asociación de toques de primera y movimientos rápidos, precisamente como el Barcelona, pero sé apreciar un planteamiento táctico tan bueno como el que desarrolló el Madrid ayer o el Inter el año pasado. El Madrid tiene mucho mérito y bien ganado su trofeo. Felicidades a los aficionados Madridistas (salvo a los villamelones).

Madrid volvió a cantar, pero como los mismos Madridistas le dijeron al Barcelona, el fútbol da revancha, y no está muy lejano el enfrentamiento en Champions entre ambos equipos, que se va a poner realmente bueno. Esto es oro para los aficionados al fútbol.

¿Qué hará Guardiola? La bolita, en mi opinión, ahora está de su lado de la cancha, lo cual se analizará en este espacio en el previo al primer partido de las semifinales de la CL.

Cállate, Pancho.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Liga. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Post Clásico 2/4 – Real Madrid Campeón de la Copa del Rey

  1. Pingback: Previo al Clásico 3/4 – La ida en Semifinales de Champions | Trequartistai

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s