El equipo olvidado

Será poca la afición, por muchas razones se ha ido perdiendo en cantidad y en intensidad. Cambio de nombre, de sede, luego de identidad, dueños y ahora de categoría por segunda vez en dos años.

Un club que en su época amateur por allá de los años 30’s consiguió varios títulos, por ello tienen entre sus aficionados mucha gente de la tercera edad. Ya en el futbol profesional tenían al Atlante como su acérrimo rival (justamente el rival que los empata el sábado y hace oficial su descenso) y se alzaron dos veces con la extinta Copa México antes de cambiar de dueños y convertirse en el Atlético Español.

Una década después volvió el Necaxa gracias a Televisa y con una buena planeación y paciencia llegaron los títulos, pese a que el dueño siempre ha tenido otro equipo como favorito. Dirigidos por Manolo Lapuente y luego por Raúl Arias, ganaron tres títulos de liga y la última Copa que se ha disputado hasta entonces constituyéndose como el equipo de los noventas que incluso perdió otras dos finales. Nicolas Navarro; Chema Higareda, Eduardo Vilches, Octavio “Picas” Becerril, Efraín “Cuchillo” Herrera; Ignacio Ambriz, Alex Aguinaga, Alberto García Aspe; Sergio “Ratón” Zárate, Ricardo Pélaez e Ivo Basay formaban el once de ensueño que tuvo variaciones e incorporaciones con Uwe Wolf, Luis Hernández, Esquivel, Montes de Oca, Adolfo Ríos, Sergio Vásquez, etc. Buenas contrataciones que hacían un cuadro siempre competitivo pese a que muchas veces el hermano mayor le quitaba a los que sobresalían o castigos para indisciplinas o bajo nivel como a Cuauhtémoc, Zague, Germán Villa y ya después intercambios con el San Luis para equilibrarlos y no dejar que ninguno se rezagara. Tercer lugar en el primer Mundial de Clubes que se hizo, participación en la Merconorte y otra final perdida (la del morbo) ante América.

Pero ya con el cambio a Aguascalientes en 2003 no pintaba bien la cosa. Es cierto, se construyó un bonito estadio, modernas instalaciones pero en materia deportiva se le quitó importancia, no supieron llevar las riendas y el equipo descendió seis años después. El gobierno hidrocálido metió las manos junto con la televisora y lograron mantener buena parte del equipo que se hizo fuerte en la Liga de Ascenso para regresar al año siguiente.

Pero qué poca confianza le dieron a Omar Arellano para llevar el equipo, un inicio incierto fue suficiente para cortarle la cabeza con su 33% de efectividad en solo seis juegos. No muy bueno, pero si temprano para correrlo si él había armado y ascendido el equipo ganando los dos torneos en la Liga de Ascenso. Decisiones precipitadas que llevaron al banquillo a Daniel Brailovsky, un tipo que sabe mucho de futbol, lo demuestra con sus comentarios como analista en la televisión, pero que dirigiendo no ha tenido la misma fortuna. No es fácil llevar los conocimientos a la práctica, no sirve de nada si todo lo que sabes no lo puedes hacer trascender a tus dirigidos y el “Ruso” no lo pudo lograr. Quince partidos y solo un 22% de los puntos ganados, empezando el torneo decisivo con cuatro derrotas consecutivas. Llegó Sergio Bueno y el equipo mejoró bastante, no perdió hasta su sexto partido pudiendo ligar tres victorias consecutivas que le dieron vida a los Rayos, pero la situación ya se había salido de las manos, aunada a ciertos puntos menos por errores arbitrales garrafales que pudieron prolongarle vida, pero ni la mejoría con el 42% que ha obtenido Bueno alcanzó para luchas hasta el final, quedan dos partidos anecdóticos y el Necaxa ya sabe que regresará al abismo.

No es culpa solo del Ruso, alguien lo trajo y también lo mantuvo más tiempo del debido. Un pésimo manejo directivo y por supuesto, los jugadores. Ellos son los que no pudieron demostrar su calidad, fallaron en su profesión. Son pocos los rescatables, entre ellos: Oscar Pérez, Christian Suárez, Quatrocchi, Barbosa…De los demás solo destellos de algunos o realmente bajo nivel de otros. Faltó compromiso y regularidad. Habrá que ver quienes se van y quienes se quedan, lo que sí es que el presidente Luis Alberto Ogarrio afirmó que el equipo se mantiene en Aguascalientes y buscará ascender nuevamente lo más pronto posible, lo cual no será nada sencillo. Y si lo logran, que busquen un verdadero proyecto donde se busque lo más alto y no solo subir para dar pena otra vez. La afición, la que siempre sufre, ahí seguirá, en tierras hidrocálidas, capitalinas o donde sea. Cada vez menos, por ese poco interés de los dueños en darles satisfacciones. No sabemos si vuelva o desaparezca en algún tiempo, lo que sí es que lleva años como el equipo olvidado del país.

Twitter: @dortizsc

Anuncios

Acerca de Daniel Ortiz

Apasionado y fanático de los deportes, me gusta intercambiar ideas, opiniones, sueños, conocer gente, culturas, países, historias de vida...
Esta entrada fue publicada en Fútbol Mexico y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s