¿Hasta cuándo, Rafael?

Las cosas como son.

No tengo problemas con la libertad de expresión, creo que todos tienen el derecho de pensar lo que se les pegue la gana.

Los periodistas también pueden tener opiniones diferentes, pueden diferir, e inclusive pueden “nadar a contracorriente”.

Yo no estoy en contra de eso. Pero sí estoy en contra de la soberbia, de creerse que tienes la verdad absoluta y de atacar a otros por no pensar igual a ti. Ya que existe algo llamado tolerancia y creo que los periodistas deben respetar eso.

También aclaro: No estoy en contra de la polémica, y mucho menos de las discusiones. Creo que ese tipo de “agarrones” enriquecen y sirven de retroalimentación, hasta los más “calientes” tienen su enseñanza.

“Más sin embargo” (como diría Efraín Flores) pienso que cuando  la polémica, la discusión o el debate llega al punto de atacar a los que no piensan igual que tú, es cuando se tiene que poner un alto.

Por ejemplo, cuando tu único argumento para criticar a Javier Hernández siempre es que los goles que mete, los mete cualquiera. Es fácil contestarle que existen los “cazagoles” y los que tienen el “don de la ubicación”. Javier es mucho más de lo segundo que de lo primero.

La opinión de que Javier es un simple “cazagoles” es de Willie González: su argumento se le va cayendo rápidamente. Durante los primeros meses de “Chicharito” con Manchester escribía que el tiempo lo acomodaría en su lugar: la banca. Y que lo único bueno que tenía era la velocidad, y además que en Inglaterra nadie le iba a comprar eso.

Ahora, como ve que la banca no es el lugar de Javier, se pone a escribir que “es un tronco con suerte y algo de gol”.

Bueno, pues entonces es la persona más suertuda del planeta: 18 goles. Todos ridículos y fáciles, jugando en uno de los 5 mejores clubes del mundo, es algo fácil. Cualquier pelado lo hace. Somos unos babosos todos.

Eso también molesta. Creer que no te puedes equivocar, creer que nadie te puede ganar. Creerte el dueño de la verdad.

Te molestas más cuando lo único que defiende con orgullo es lo regio, y todo lo demás para el no existe.

Pides que se analice con objetividad, cuando en un tweet contestas a un seguidor que para qué sirve la misma, que lo divertido es la “diferencia de opiniones”

Incongruencia total, soberbia total.

Rafael Ocampo, director de La afición, lo defiende porque “sus palabras son fuertes, sus razonamientos provocadores, sus juicios diferentes, casi siempre a contracorriente. Me parece todo esto de un valor periodístico irreprochable. Sus textos se leen, impactan, generan discusiones”.

Después escribe que qué más puede pedir un editor. Yo creo que se puede pedir respeto: respeto para la audiencia, para los lectores y para la gente que lee el periódico.

Me parece que es lo más fácil decir “si no te gusta, no lo leas”. Aunque tenga razón, creo que como atinadamente escribe, no se le puede cambiar el estilo o decirle que no escriba de tal cosa. Allá él y su credibilidad. De eso vive un periodista.

Pero creo que lo mínimo que se puede pedir de un periodista es congruencia y respeto por la gente que diariamente levanta una hoja del diario para estar informado y también para tener una opinión digna. Ya no me digan objetiva, algo congruente. No estar cambiando cada semana de opinión y atacando todo lo que no sea de tu lugar de origen.

Para ser periodista se necesita “alma de periodista”. No es un trabajo que cualquiera pueda tener, no es agarrar un micrófono o una pluma y empezar a decir o escribir cosas a lo animal. Se necesitan algunas cosas básicas para practicar esta profesión. Lo principal, respeto por el público. Y con todo lo que escribe, el señor González me ha demostrado lo contrario.

Sigo pensando que es una lástima que La afición se preste a que esta clase de “periodistas” escriban ahí. No tiene credibilidad ni para compañeros suyos: es una pena.

¿Hasta cuándo, Rafael?

twitter: @jorgelh

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna, Las Cosas Como Son. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¿Hasta cuándo, Rafael?

  1. Jack Sparrow dijo:

    Cuantos periodistas o comentaristas hacen un real análisis de el fútbol? Casi todos venden polémica. Lo poco decente que puedes encontrar, es fuera de juego, donde no es un programa mexicano como tal…

    En todo lo que ví de el mundial por ejemplo nunca vi un real análisis sobre lo que hacía la selección, el mejor análisis o único, que podías encontrar era en ZonalMarking. Tan malo es el periodismo, que saben más los ingleses por sólo un partidos, de como juega la selección, que todos los periodistas y gran parte de la afición de el país que lo ven cada 2 semanas? Patético.

    Los periodistas, son un reflejo de la mayoría de los “aficionados”.

  2. Ivan Pintor dijo:

    Hoy en la semifinal de la FA Cup entre los dos equipos de Manchester, en el primer tiempo Berbatov falló uno de esos goles que hasta Willie González podria anotar según él, Berbatov llegó muy justo a la jugada y el remate salió por arriba de la portería.

  3. gerardo dijo:

    Completamente de acuerdo con el analisis en zonalmarking, desgraciadamente yo la conocí mucho despues del mundial… leí el primero por morbo, para ver qué decían los ingleses del futbol mexicano, sorpresa la mia es un analisis increible… no pude evitar leerlos todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s