Comercialización Nacional

El uniforme de los equipos es un tema delicado, sobre todo cuando hablamos de selecciones nacionales. El uniforme del representativo nacional de cualquier país es el reflejo fiel de su historia. En algunos casos la bandera nacional funge como punto de referencia para los colores que los seleccionados nacionales portarán en su uniforme; en otros casos son más designios históricos o meras coincidencias los que hacen que una selección opte por un determinado color.

Míticos colores que muchas veces son injustamente asociados con un sólo país aunque el color sea empleado por más países. El naranja ha sido monopolizado por Holanda, el azul por los italianos, ambos con orígenes similares retratando su fidelidad a las dinastías que los gobernaron (gobiernan) a través de la historia. La verdeamarela de Brasil o la albiceleste argentina muestran ese orgullo nacional inspirado por la bandera. La tradición también cuenta, y por ejemplo Nueva Zelanda sigue usando el negro que los hizo famosos en las competencias de Rugby. Los colores tienen un significado que trasciende el mercantilismo y se erigen ajenas a la comercialización del futbol.

México no es la excepción a esta regla. Históricamente nuestro país ha tenido tres colores, el verde, el blanco y la guinda. El verde es el histórico, saliendo de la bandera nacional es el padre del ratón verde de patas rojas reconocido mundialmente, más que nada porque el uniforme llama la atención por la mezcla de colores poco comunes (y por supuesto ser un invitado permanente a los mundiales no le afecta). El blanco tiene una historia similar y se ha hecho ya un clásico como segunda opción. El guinda tiende más trasfondo. México inició su participación en los mundiales con un uniforme guinda, que si bien duró poco, marcó el inicio de nuestro futbol internacional.

Empezando por el mundial pasado, el negro hizo el debut en la piel nacional. Muchos lo aplaudieron y fue un éxito mercadológico total; pero como siempre cuando uno va más allá encuentra cosas que no pueden verse con buenos ojos. El director de la marca ADIDAS dijo que el camio fue para responder a un gusto de la gente por el uniforme de portero y para cubrir ese mercado se introdujo el negro, eliminando el blanco y siendo presentado en el partido inaugural de la copa del mundo.

Lo que hasta cierto momento se había considerado “sagrado” ya no lo fue, el significado de la playera de la selección nacional quedó definido por la comercialización y “visión de mercado” del patrocinador en turno. Los mexicanos lo permitieron porque les gustó la idea, pero esto deja abierto un camino inexplorado. La comercialización del uniforme de la selección se admite y cuando el cliente (nosotros) estemos satisfechos; si esto es así, creo que hay poca calidad moral para no permitir la publicidad (por ejemplo) en un uniforme nacional, pues mientras “guste” se podría justificar. Hay que tener cuidado con los caminos vamos abriendo, luego nos llevan a lugares que nos pueden no gustar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Comercialización Nacional

  1. evargasrivero dijo:

    Hace dos meses quise regalarle a mi sobrino la camiseta de la selección mexicana conmemorativa del Bicentenario, una blanca que fue un diseño especial. Desafortunadamente estaba agotada. Estaban los modelos actuales en verde y negro, pero el precio me pareció excesivo. Entiendo que los productos originales de ciertas marcas tengan un cierto precio. Sin embargo en la misma tienda estaban otras camisetas mucho más baratas. Por ejemplo la de Real Madrid, que por cierto es de la misma marca. Al final compré la de Manchester United, de diferente marca a la de la selección de México, pero casi a la mitad del precio. También camisetas de selecciones nacionales de otros países estaban a menor precio que la mexicana ¿Por qué la camiseta de Real Madrid de la misma marca que de la selección mexicana estaba más barata? ¿Por qué otras camisetas originales, pero de otras marcas eran mucho más baratas? Entiendo que las marcas deportivas deben recuperar una inversión y que se trata de un negocio a nivel mundial, pero pienso que las camisetas del país donde uno se encuentra deberían tener un precio en consideración con la población del mismo. Por ejemplo, no sé si la camiseta de Brasil sea más barata en Brasil que en México, sería lógico pensar que así sea. No sé si esto quiera decir que la camiseta de México sea aún más cara en el extranjero. Para que las personas de otros países se rían a carcajadas. Como dice el título del artículo, se trata de comercialización, al final es un negocio y eso todos lo entendemos, pero también hay que poner los pies en la tierra. Especialmente cuando la camiseta sea de un equipo que no ha ganado nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s