Uno renace; otro agoniza

Las cosas como son

En las tierras donde se discute en qué lugar se juega el mejor fútbol del mundo, el que tiene mayor competitividad y el que mayor espectáculo da a los aficionados, 2 grandes luchan.

Ambos con enfermedades: uno que quiere renacer y pelear la punta en su liga (Chelsea) y otro, que en cambio, agoniza, y se separa cada vez más del puntero en España (Real Madrid).

Veamos ambas situaciones.

En tierras londinenses los hinchas al equipo Blue reviven en espíritu, sus jugadores recuperan ánimos para pelear con Arsenal y después contra su eterno rival, el Manchester United y su directiva debe entender que por lo menos, este equipo tiene que buscar quitarle el segundo lugar al Arsenal de Arséne Wenger.

Situación muy diferente a la vivida por el club más ganador en la historia de la Champions y en la historia de la Liga Española.

Real Madrid, el poderoso club, “La Casa Blanca”, muere, agoniza, se cae por los suelos. Su principal problema no es la falta de gol, como afirman unos. Su verdadero problema tiene nombre y está ubicado a orillas del Mar Mediterráneo: Barcelona.

Sus fanáticos esperan con fe, el partido en su campo ante el líder de la campaña en España. Otros buscan en la Liga De Campeones de la UEFA, una manera de no fracasar, nuevamente.

Joseph Mourinho, comienza a soltar declaraciones polémicas, empieza a hacer su estrategia para que los catalanes caigan en provocaciones. Quiere aplicar el juego que mejor sabe practicar. El juego sucio y que se lleva a cabo fuera del terreno de juego. Ésa práctica donde él es el número 1. Ahí nadie le quita el puesto.

Dos grandes del fútbol mundial, dos que vienen con terribles momentos. Pero 2 equipos que con sus resultados el fin de semana, han sellado su destino, destinos que son diferentes.

Uno que viene con esperanza de ganar, con mentalidad positiva, con una moral alta, y en cambio, otro que no entiende todavía como superar sus problemas ofensivos, que debe buscar ser siempre espectacular, que debe avasallar con sus rivales, pero que por ahora, no encuentra la fórmula correcta para lograrlo.

Uno que renace; otro que agoniza.

twitter: @jorgelh

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna, Las Cosas Como Son. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s