Doble nacionalidad: el tema que ha llegado para quedarse

Dentro del futbol mundial siempre han existido las más diversas y variadas rivalidades, tanto entre los clubes más prestigiosos del Mundo como lo son Boca- River, Manchester United- Manchester City, Juve-Milán, Inter- Milán, Barca- Real, por nombrar algunas de las más importantes, como en las distintas selecciones nacionales. Sin embargo, un hecho innegable es es que la pasión se desborda cuando hablamos de las últimas y sus clásicos; Holanda – Alemania, Francia – Inglaterra, Corea del Sur – Japón, Argentina- Brasil y en los últimos veinticinco años, México -Estados Unidos.

Mi intención más que describir estos clásicos y la pasión que despiertan, es avocarme a un tema que sucede con mayor cotidianidad tanto en los clubes como en las selecciones nacionales; el cambio de jugadores, con un tinte muy particular enfocado en las selecciones nacionales, particularmente en lo que se refiere al último ejemplo de los dos países nombrados, México y Estados Unidos.

El tema de la doble nacionalidad es un motivo y un derecho que tienen distintos jugadores para poder elegir jugar para uno u otro equipo nacional. Queriendo ser consecuente con mi intención, me gustaría describir el caso muy particular entre México – Estados Unidos y para empezar, podemos hablar de uno de los ejemplos más sonados en el tema, como es el del futbolista Edgar Castillo, un jugador que nació en Nuevo México, Estados Unidos, para emigrar al futból nacional, en donde creció y se conviritó en un prospecto muy interesante, el cual elegio en un principio jugar para el equipo tricolor, en donde mostró un nivel regular, sólo jugo ciertos partidos amistosos y donde, al parecer, al final del camino, cambio de opinión para enlistarse como seleccionado de los Estados Unidos. Lo preocupante del caso para México, fue que el cambio se realizó de manera repentina, en un momento inesperado para el medio mexicano, sin aviso previo y que fue denominado por algunos periodistas y el medio en general como una traición a la Patria.

Llamarlo traición sería una forma muy sencilla de verlo y a mi punto de vista muy particular, hay mucho más trasfondo en el tema.

En un principio, lo que los llamados “periodistas expertos” olvidan es que el jugador persigue exposición mundial y oportunidades deportivas variadas, mismas que dependiendo de quien las tome pueden significar caminos diferentes en los que influyen determinadas variables como la manera en la que el jugador fue educado, en qué ambiente y lugar creció, qué ideales persigue y cuáles son sus metas personales, así que como se puede ver no es una cuestión de blanco y negro.

Para ilustrar de manera más clara lo señalado, tomemos otro ejemplo el de José Francisco Torres, jugador del Pachuca y seleccionado americano. Torres deseaba ser, en un principio, seleccionado mexicano. Como sabemos, Torres esperó a ser llamado por la selección juvenil mexicana y al no ser considerado por la misma, decidió tomar otro camino, siendo hoy en día parte fundamental en el esquema de Bob Bradley, ¿Qué motivó su cambio?, nadie en concreto lo sabe y juzgarlo sería una mera lluvia de ideas y conjeturas, podemos decir que mostro lealtad hacia lo que creía conveniente y correcto. A pesar de ello tenemos que darnos cuenta que los futbolistas tienen una exposición limitada en años y sus carreras no son eternas. En este sentido, decidió conveniente jugar para Estados Unidos, en donde fue aceptado y requerido en el momento preciso y por ello hablar de traición sería muy burdo, podemos decir que el jugador tuvo un cambio de perspectiva y de metas, más allá no existe una explicación concreta acerca de sus propósitos.

El tema puede verse y explicarse desde distintas ópticas, si queremos entender que son robos que de parte de una Federación se hacen a otra, es una conclusión que no esta lejos de la verdad dado que existen visorías e información técnica que nos indica que se practican este tipo de operaciones, que los jugadores son mercenarios que sólo buscan gloria deportiva y una buena paga, también puede considerarse como un razonamiento con tintes de verdad o simplemente decir que no hay más lealtad entre los jugadores o el medio, en fin, la mejor opinión la tiene cada uno de nosotros. 

Sin contar con que existen verdades absolutas, mi humilde opinión es que las fronteras ya no son prohibitivas y la globalización ha llegado desde hace un tiempo al futból y con mucha fuerza al futbol de la zona norte del continente Americano. Como tal, el futuro de las selecciones nacionales dependerá de saber conquistar los corazones de los jugadores con resultados y programas convenientes para poder mejorar sus vidas de manera deportiva y personal, esperemos por el bien del futbol que dichos jugadores jueguen más por la camiseta, el honor y la pasión de representar a un país, que por la fama y el dinero que pudiese proporcionar ser o no de uno u otro combinado nacional.

Saludos y gracias por su lectura.

Lexo

Anuncios

Acerca de alexogardea

Me interesa escribir por hobby, me gusta encontrar gente interesante y conocer un mundo de curiosidades para poder contarsela a quien las quiera escuchar.
Esta entrada fue publicada en Rivalidades Verdaderas. Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Doble nacionalidad: el tema que ha llegado para quedarse

  1. Pau dijo:

    Estimado Gardea,
    Dejando de lado la necesidad de edición de tu escrito, coincido con tu afirmación de que el tema no puede ser visto desde una óptica de blanco o negro. Después de todo, no debemos olvidar que el futbol es su profesión y como todo los profesionistas hacemos, ellos buscan las mejores oportunidades para su carrera profesional, dejando para segundo témino los sentimientos altruistas y nacionalistas.

  2. Manuel Ascencio dijo:

    Creo que ambos jugadores son unos volteabanderas. (José Francisco Torres y Edgar Castillo) Buen escrito mi alex pero creo que te falto un poco mas de critica hacia estos jugadores ya que deberían de estar agradecidos con el medio futbolistico que les abrio las puertas en el medio, sin embargo para mi son jugadores del monton no son unas brillantes estrellas para que dos naciones los pelien por jugar en su selección, pueden irse a jugar con los gringos o japoneses da igual son jugadores que no hacen diferencia.

    • alexogardea dijo:

      Manuel, el medio es importante, en sí es lo que te hace crecer, lo que no quise es meter las manos al fuego por las razones que tuvieron por elegir una selección a otra, habrá que ver que pasa en el futuro con estos jugadores.

  3. Gaby Limón dijo:

    Excelente análisis, hay muchos factores que involucran las decisiones de un futbolista, algunos por razones económicas otros estratégicas pero se nos olvida ya la camiseta.

  4. Gerardo Ruiz dijo:

    Apreciable analista:
    Coincido en diversos rubros de tu opinión, sin embargo el tema de contar con jugadores nacionalizados es un tema que debe de estar fuera de las esferas que rigen el deporte, en especial el fut bol. Cabe indicar que el tema de la “nacionalización” es un elemento protegido por las leyes de cada ente gubernamental, y que es accesible para todo humano que desee contar con la legalización de su estancia y convertirse en el ciudadano del país en el que esta. En ese sentido el futbol debe de alejarse de este tipo de rubros y concentrarse en las raíces de las personas que crecen con la cultura de sus países, es por ello que propongo que “no” se debe de permitir la naturalización en el tema deportivo, ya que esto vulnera y restringe las culturas representativas de cada país, y de cierta manera influyen muchas veces en los resultados que alejan la escencia de la que pertenecen. Las selecciones de futbol deben de contar con elementos que sus tierras los haya visto crecer y desarrollarse deportivamente en base alos principios de su tierra. No a la naturalización

    • alexogardea dijo:

      Apreciable Jerry, me gusta tu opinión, sin emabargo, el tema es doble nacionalidad y en ese sentido no creo que exista problema de identificación, es cuestión de creerse más de uno u otro lugar.

  5. Vale dijo:

    Estoy de acuerdo en que como cualquier otro profesional, los futbolistas busquen las oportunidades en el equipo en el que se las presenten, para no quedarse en la mediania, si es que en sus países de origen o en donde han desarrollado su carrera no tienen la forma de cumplir sus objetivos; porque al final de cuentas ese ámbiente del futbol también es un estilo de vida.
    Muy bien Gardea :p

    • alexogardea dijo:

      Al final de cuentas, eso es lo que buscamos, tener un ambiente competitivo y profesional no solo en el futbol sino en nuestra vida diaria, pero como bien lo dices, los futbolistas están también expuestos a estas situaciones, es un estilo de vida.

      Gracias Vale

  6. Diego Ayala dijo:

    Estimado “Lexo”:
    Coincido contigo pues creo que este tema es solamente una expresión más de la globalización, y la necesidad de dinero hasta ahora es la UNICA razón por la que los jugadores se naturalizan, pues en la selección de su país natal no jugarían y perderían esa prima económica, además de que sólo asi seguirían jugando en méxico sin ocupar plaza de extranjero y cobrando como uno.
    Sin embargo, el futbol mexicano en este caso, como negocio que es -aunque se nos olvide-, debe cuidar el hecho de llevarlos a la Selección Nacional, puesto que sólo deberían hacerlo si este naturalizado tiene características que no hay en nuestro país, y aún asi, yo prepferiría trabajar en fuerzas básicas y generar jugadores, que convocar extranjeros naturalizados que han demostrado ser rapaces y poco comprometidos, aunque al final de cuentas no se les puede negar el derecho Constitucional de naturalizarse y trabajar como un Mexicano mas… mi humilde opinión..

    Saludos brother! Felicidades..

  7. miyuki89 dijo:

    El tema de Torres es muy parecido a uno que se acaba de dar en Morelia, donde un muchacho que creció en México y vivió toda su vida allí fue convocado por Estados Unidos teniendo la posibilidad tras haber nacido en ese país. Creo que a un jugador que no ve cómo una selección que se enfoca en mercadotecnia y no en calidad vaya a convocarlo (Torres concretamente ni siquiera había sido seguido por el entonces DT de inferiores Jesús Ramírez), no se le puede negar buscar una puerta.

    Negar jugadores de doble nacionalidad o que, como en casos de Alemania y/o Francia, se les dio llegar y tienen la calidad para jugar en esas selecciones sólo porque no nacieron ahí sería decirles que no a una oportunidad que tienen de crecer. Si no hay nadie mejor que Lucas Podolski, no tiene por qué la selección de Alemania sufrir al no tener un extremo izquierdo de su calidad. Es un ejemplo.

    Porque lo pongo de este modo: si la selección que te identifica ni siquiera te toma en cuenta, ¿por qué debes rehusar a una que sí? Es una pregunta que como mexico-estadounidense me planteaba mucho, aunque en el futbol femenil sí se toma en cuenta casos como estos (Charlyn Corral por ejemplo). Algún momento era algo que quería pero al final no, razones personales simplemente, aunque sí lo digo, si mi caso es como el de Torres, sí me voy con EEUU, porque al menos me tomaron en cuenta dándome la oportunidad de ir, mientras por este lado no existo.

  8. evargasrivero dijo:

    El tema de la doble nacionalidad es tan antiguo como el fútbol mismo. Estoy trabajando en una entrada al respecto, acerca de jugadores mundialistas con doble nacionalidad, pero como mencioné, el tema es antiguo y la lista de jugadores es larguísima…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s