La importancia del mediocampista defensivo

Mucho se habla de la importancia que tiene el mediocampista creativo del equipo, el Trequartista. Generalmente, es él quien tiene los reflectores por dictar el juego, hacer los grandes pases, repartir el balón, y anotar. Sin embargo, el trabajo del Trequartista no sería el mismo sin un jugador que haga el trabajo sucio detrás de él, robando el balón, repartiendo el juego en la salida, presionando al rival, y más que nada, dándole el balance a los defensas centrales en relación con la media cancha.

La recuperación del balón es un trabajo clave en el juego de un equipo, y un plantel sin ‘stopper’ es un plantel incompleto. La recuperación del balón comienza con la línea ofensiva, que se encarga de presionar. Posteriormente, la línea de la media cancha se encarga de buscar robar el balón, y hay algunos jugadores que presionan más que otros, ya que el creativo no tiene la misma habilidad defensiva que el medio defensivo, mismo que se encarga de anticipar pases, barrerse para robar balones, presionar al rival para no dejarlo pensar en tres cuartos de cancha, e imponer su autoridad. ¿Qué clase de balance da esto a los centrales?

“Los centrales son tan buenos como el hombre delante de ellos”, escuché alguna vez. Sí, los centrales pueden ser los mejores del mundo, pero si no se tiene una conexión con la media cancha, y un jugador que los cubra por delante, en algún momento el rival los va a abrir o agarrar mal parados.

En la figura anterior, una formación en diamante 4-1-2-1-2, se ve claramente dónde se posiciona el mediocampista defensivo (defensive midfielder). Imagínemos que se remueve a ese jugador de ahí y se reemplaza con otro mediocampista ofensivo (attacking midfielder), quedaría un espacio gigantesco delante de la defensa, y se perdería equilibrio entre líneas. Básicamente, se podría crear bastante adelante, pero no se recuperaría nunca la pelota, por lo que habría menos de un 20% de posesión de la pelota, o un aproximado a ello.

Dentro de las formaciones que ha adaptado el fútbol mundial últimamente, entiéndase 4-2-1-3; 4-1-2-3; y variaciones, el mediocampista defensivo es una de las piezas principales del desarrollo de las mismas. Por ejemplo, el Barcelona de Guardiola. Xavi Hernández y Andrés Iniesta podrán crear mucho, y Messi y Villa ser casi imparables adelante, pero Busquets (y anteriormente Yaya Touré), es quien les da el balón y evita que el rival les coma la espalda a los primeros, encontrando espacio para amenazar. Además, es la clave de la comunicación entre Piqué y Puyol, y Xavi e Iniesta.

Equipos que han mantenido largas rachas sin recibir anotaciones se han caracterizado siempre por tener mediocampistas defensivos de mucha calidad. El Chelsea de José Mourinho, además, claro, de tener a Petr Cech en el arco, y a John Terry y Carvalho en la central, tenía a dos bestias en la media cancha en las figuras de Claude Makelelé y Michael Essien, posicionados detrás de Frank Lampard, aunque un poco escalonados. ¿Qué le dio esto a Chelsea? Todo el balance necesario en defensa y medio campo, además de libertad a Frank Lampard, con lo que el inglés se transformó en uno de los mejores ofensivos del mundo.

El Manchester United del 2008 impuso un récord de partidos sin recibir anotaciones en Inglaterra, a pesar de haber cambiado muchas veces la combinación de centrales, con Vidic, Ferdinand y Evans rotándose un lugar uno con el otro. Van der Sar, por su puesto, también fue pieza clave. Sin embargo, fue otra la constante, Michael Carrick. El inglés hacía dos trabajos, ya que en el 4-4-2, se encargaba de dar el balance y recuperar, además de crear un poco más de lo que generalmente lo hace un mediocampista en su posición. Incluso, se transformó en un medio de área a área para buscar anotar. Si no había un trequartista, ¿quién se benefició? Cristiano Ronaldo con su rol libre, ya que su trabajo defensivo dejaba mucho espacio.

En formaciones defensivas, los mediocampistas de contención se retrasan para transformar la línea de cuatro en línea de cinco con un hombre un poquito adelante (o detrás) de ellos, ya sea para presionar desde afuera, o para hacer algún relevo. Sin embargo, existen formaciones en las que los medios defensivos de un 3-5-2 se transforman en centrales al defender, para convertirse en un 5-3-2 ó 5-4-1.

En el 5-3-2, se podría decir que la clave del juego está en el posicionamiento de los laterales adelantados, aunque para que esa formación tenga un balance completo necesita tener un referente defensivo para todos los jugadores, que es, evidentemente, el medio de contención. A continuación un video de Lars Lagerbäck explica brevemente el 5-3-2, en el que podrán notar, que la pieza central (más no clave) del juego, es el medio defensivo (el video está en inglés):

Lars Lagerbäck explains the 5-3-2 formation

Hemos de notar quiénes son los que hacen el trabajo sucio, y generalmente no reciben los mismos halagos que los que anotan o crean jugadas. Sergio Busquets, Yaya Touré, Darren Fletcher, Alexandre Song, Sami Khedira, Lassana Diarra, Michael Carrick, Michael Essien, Javier Mascherano, Nigel de Jong, Mark van Bommel, Anatoliy Tymoschuk, Gareth Barry, entre otros.

Todas las formaciones, ofensivas y defensivas, ocupan un medio de contención, sin el cual se le diría adiós al balón. Todo los equipos contienen uno en su columna vertebral, sea cual sea el sistema, y de su efectividad depende la conexión de las líneas y el balance del equipo.

Cállate, Pancho.

Leer más:

The rise of the defensive midfielder

Anuncios
Esta entrada fue publicada en UEFA Champions League/Ligas Europeas. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La importancia del mediocampista defensivo

  1. Daniel Estrada dijo:

    Me parece un gran artículo sobre estos personajes que casi siempre son opacados por los medios ofensivos.Un aspecto que me gustaría añadir es que en tiempos recientes el medio defensivo es también un atacante que debe tener una técnica depurada y sea capaz de anotar goles en el olvido han quedado esos mediocampistas que eran “picapiedras” o eran etiquetados como jugadores aguerridos pero tecnicamente deficientes.
    Saludos como siempre es un deleite poder leer sus maravillosos textos

  2. damien dijo:

    Amo a los jugadores que contengan y den pases desde su propio lugar…..amo a Song, a Touré, a Carrick a de rossi, a De jong…..me encanta ese puesto le dan un equilibrio hermoso a cada partido……..

    prefiero a un kedira a un song que a un messi o a un van persie…..

    buen articulo, a favoritos!!
    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s