Previo Alemania vs España – La final adelantada

Holanda espera.

No hace más de dos años nos encontrábamos en la final de la Eurocopa de Austria-Suiza, en la que España derrotó a Alemania por 1-0 con gol de Fernando Torres.

Desde entonces, no mucho ha cambiado en el campo español. Aquella alineación estaba integrada por: Casillas, Sergio Ramos, Puyol, Marchena, Capdevila, Senna, Iniesta, Fabregas (Alonso ’63), Xavi, Silva (Santi Cazorla ’66), Torres (Guiza ’78). ¿Cuánto ha cambiado? En lugar de Senna ahora está Busquets, que es más joven y tiene más energía, pero no da tanto equilibrio defensivo. En lugar de Marchena está Piqué, que se ha transformado en uno de los mejores defensores de Europa en los últimos dos años. Alonso es titular en vez de Fabregas la mayoría de las veces, y Villa no jugó en aquella ocasión pero fue el mejor anotador del torneo. Silva también ha ido perdiendo su lugar por su baja en forma en el último semestre, pero básciamente el equipo tiene la misma columna vertebral y misma idea.

Del lado de Alemania, alinearon: Lehmann, Friedrich, Metzelder, Mertesacker, Lahm (Jansen ’46), Hitzlsperger (Kuranyi ’58), Frings, Podolski, Ballack, Schweinsteiger, Klose (Gomez ’79). ¿Qué tanto ha cambiado? Varios de esos jugadores disputaron su último torneo internacional por su edad, y abrieron paso a jugadores más jóvenes de mucho talento, además de mover un poco las piezas que fueron madurando, como Schweinsteiger y Podolski.

Dos años después se vuelven a encontrar en las semifinales el mundial de Sudáfrica. Alemania mostrándose como un equipo más poderoso que España, en el papel al menos. ¿Con qué se van a encontrar estos dos equipos?

España será fiel a su estilo con la que es probablemente la mejor camada de futbolistas que ha tenido el país en su historia. Atacará como siempre con su columna vertebral comenzando en la defensa con Piqué, y haciendo el balón rodar por los pies de Xavi, Busquets, e Iniesta, para así conectar con Villa, que arranca desde la banda derecha, y su acompañante en ataque (sea o no Fernando Torres). Seguirá atacando buscando conectar a todos sus jugadores con pases inteligentes y de primera intención para intentar abrir a la defensa alemana. Buscar el desborde de los extremos por los costados no parece la mejor arma española por el gran juego áereo alemán, que además podría encabezar un contra-golpe como los que han ejecutado contra Inglaterra y Argentina.

Alemania intentará hacer lo que ha venido haciendo, ejecutar su juego. Los teutones analizarán a España y explotarán su punto débil en defensa y medio campo, como lo hicieron en sus juegos previos. Este punto débil podría ser el espacio que deja España en el hueco (entre la defensa y la media) al irse al ataque. Tendrá que ser rápido y creativo, así como aprovechar las jugadas a balón detenido con Schweinsteiger buscando la altura de sus rematadores. Por las bandas podrían causar peligro también, ya que Sergio Ramos ataca mejor de lo que defiende y Podolski podría aprovechar por completo esa banda cuando Alemania recupera el balón. El tiro de larga distancia puede ser un arma como Alemania con Özil, Podolski, y Schweinsteiger, pero también lo puede ser para España con Xavi y/o Xabi, David Villa, y en menor grado, Andrés Iniesta.

La ventaja de España es que sus jugadores se entienden y conocen perfectamente. La mayoría de sus jugadores juegan en los dos principales equipos de su país (Barcelona y Real Madrid), que usan sistemas similares. Piqué, Puyol, Xavi, Busquets, e Iniesta juegan para Barcelona; y Casillas, Ramos, Alonso, y Arbeloa juegan para el Madrid. David Villa y Silva (si participa) jugaron para el Valencia la temporada pasada. Tienen todo bien definido y han ido creciendo mientras la copa ha ido avanzando, y en ocasiones, eso resulta ser lo más peligroso. Tienen un técnico experimentado y muy capaz. El entendimiento de todos sus jugadores explota sus cualidades al máximo, y junto con el sistema y estilo que han manejado, hacen de España un equipo peligrosísimo.

Sin embargo, enfrente tienen a los alemanes, que nunca son fáciles. Muchos de los jugadores de la selección parecen actuar mejor a nivel internacional que con sus propios clubes, como Podolski, Klose, Friedrich, y en un menor grado, Schweinsteiger. El sistema es el que les permite explotar, igual que a los españoles y contrariamente a equipos como Portugal e Inglaterra, sus cualidades al máximo. También tienen claro a qué juegan y nunca se impacientan, además de manejar siempre el partido a su anotojo, e incluso por momentos parecen ser sofocados, pero están donde quieren estar. Explotan las debilidades del rival como ningún otro equipo y manejan el balón detenido en defensiva y ofensiva de manera excelente. Nunca nadie se quiere enfrentar a los alemanes, y después de haber salido segundos en 2002 y terceros en su mundial en 2006, querrán, por fin, volver a levantar el trofeo, y de paso sacarse la espina de 2008.

¿Las claves del partido? La banda derecha española y los contragolpes alemanes aprovechándola, además del hueco que deja entre defensa y media la selección roja. Asimismo, la habilidad de los alemanes de contener a los españoles y desesperarlos, ya que así como los teutones se sienten cómodos con y sin el balón, a España le cuesta trabajo estar cómodo sin el Jabulani.

El Soccer City Stadium espera. Holanda espera.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mundial Sudáfrica 2010. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s