El juego mental llevado al extremo – Post México 0-1 Uruguay

Javier Aguirre ahora se ha transformado en villano nacional. Pero no sólo él, sino que también Guillermo Franco, que es más odiado que el presidente, el ex-presidente, Luis Echeverría, los ocupas del auditorio ‘Che Guevara’, Santa Anna, el pastelero francés, los niños ebrios, Hernán Cortés, la malinche, y el refrigerador vacío.

Lo que pasó ayer en Rustenburgo fue algo polémico en todos los sentidos. Primero que nada, hay que darle crédito a Uruguay porque es un equipo seguro en todos los aspectos. Tabárez hizo su tarea. Sabía cómo y a quién cubir, cómo cerrar los espacios, cómo atacar y defender a la vez, y como explotar el espacio que dejaba México entre los defensores y la media cancha. No hay que descartar a Uruguay para ser el caballo negro, de ninguna manera. Si tuviese yo que ejemplificar lo que es una amplia mejoría de las eliminatorias al mundial, tendría que ser ésta selección Uruguaya. Felicidades.

Ahora, México. Javier Aguirre quiso matar dos pájaros de un tiro, pero se equivocó de arma. En lo que yo creo que fue, por los métodos “europeos” que Aguirre ha utilizado desde sus primeros meses en el Atlético de Mardid, un intento de juego mental con ambos Uruguay y los rivales del grupo B, a Javier Aguirre se le escapó de las manos todo. Quiso engañar a sus rivales en juego y a los observadores (en vista de su pase a octavos), y al llevar ese juego al extremo, se perdió control de toda la situación.

Comenzó con la mala elección de Guardado. Sí, en mi opinión fue una mala elección. Era el mejor hombre de la cancha individualmente, lo cual no quiere decir que no afectaba al equipo por su posición. Andrés Guardado no puede jugar en un medio campo de tres hombres, y eso lo debió de haber pensado antes de alinearlo. Guardado le daba un sentido de peligro al ataque mexicano, pero dejaba un espacio en defensa, y sólo hay que ver el lado por el que vino el gol de Uruguay para ver a lo que me refiero. ¿Qué quería Aguirre con Guardado? Según lo que pude entender, era sorprender a los charrúas con las corridas que Andrés haría como interior, además de su tiro de larga distancia, que casi termina en gol. Para el segundo tiempo, tener a Guardado en la cancha representaba seguir teniendo un interior que regalaba espacio y que Uruguay ya había explotado.

Aguirre también ha sido muy criticado por la polémica elección de Guillermo Franco como punta y Cuauhtémoc Blanco de inicio. ¿Qué quería Aguirre con esto? Según lo que tengo entendido, Franco es la diferencia entre un ataque lleno de inexperiencia (con puros jugadores menores de 22 años) y un ataque que equilibrado con juventud y experiencia. Además, Javier busca en el Chicharito un substituto de impacto. ¿Por qué? Porque Chicharito explota su velocidad y movilidad cuando los defensas ya se han desgastado y así gana los espacios y se mete a posiciones de gol. (Un ejemplo de “substituto de impacto es lo que era Ole Gunnar Solskjaer en el Manchester United o lo que ha sido Inzaghi en los últimos años en el Milán). Blanco en este caso es la extensión del motivo de Franco para que el Guille tuviera, de hecho, posiciones de gol. Sin embargo, Uruguay supo cerrarlos a ambos. Ojo, no estoy diciendo que Franco no haya fallado opciones de gol, pero también lo han hecho el Maza, Chicharito, Giovani, y, en otros partidos, Vela. Es inútil, además de simplista, crucificarlo.

Entonces, ¿Para que sacó Aguirre a Guardado y metió a Barrera? Por lo visto en la cancha, Barrera no entró como interior sino como extremo. El equipo mexicano causó más peligro, pero se desbalanceó y dejo de tener salida desde la defensa. Fue entonces cuando vino el cambio de Castro para que Márquez organizara la salida y Castro y Torrado ajustaran la media cancha. En razón a esto, cuando entró el Chicharito, México cambio a un 4-4-2 para variar, abrir, y crear más oportunidades de gol ya con dos centros delenteros y constantes centros.

Todo lo anterior es táctica y teóricamente correcto. Sin embargo, en la aplicación no lo fue tanto, probablemente por la falta de entrenamiento con dicho sistema. México, entonces, se notó confundido y sin saber cómo jugar. Ahí se perdió el partido definitivamente, y en vez de matar dos pájaros de un tiro, Aguirre perdió el partido y ahora enfrenta a Argentina.

Dicho todo lo anterior, no es correcto crucificar a Aguirre por ambicioso en el país que exige ambición. No es correcto ser hipócritas y verbalmente asesinarlo cuando se pierde y santificarlo cuando se gana. Estamos con la selección, o no estamos con la selección. Una cosa es gritar durante el partido con toda la emoción, y otra muy diferente es llevarlo al matadero cuando se tienen que ver las cosas a fondo y hablar objetivamente. Y eso va, especialmente, para los hipócritas que lo califican de dios cuando ganamos y de “troglodita” cuando perdemos, sin entenderlo cien por ciento. Lamentablemente, de gente como esa se agarran los ‘borregos’ y el país se vuelve loco y hacen grupos como “Yo también odio al Guille Franco” en facebook y otras redes sociales.

Aguirre se equivocó buscando lo mejor para la selección, es humano. Y hay que ser un ciego para no ver la calidad del equipo uruguayo, un verdadero ciego.

¿Qué fue el partido ante Uruguay? Al menos para muchos, un ‘reality check’, es decir, un sentón al suelo. México sí es bueno y sí juega buen fútbol (no importa qué tan mal haya estado Francia, ese partido se jugó bien, y más que nada, se jugó con corazón y huevos), pero no somos invencibles. Es, también, una buena señal, ya que esto seguro que Aguirre sacó mucho de este partido que podrían servir para el próximo. Al menos eso esperamos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El juego mental llevado al extremo – Post México 0-1 Uruguay

  1. Kat dijo:

    me parece correcto lo qué dices pero es qué él chícharo , gio, etc, tienen 3 por partido y definen al menos 1 , el guille en los ultimos 3 partidos ha tenido minimo 7 oportunidades, casi solo frente a la porteria y simplemente no la sabe hacer, no niego qe gane muy buenas jugadas pero si solo despejas y no defines, de qe sirves?

  2. Sí, por eso creo que inició el Cuauh, para que el Guille tuviera más oportunidades. Aunque no es malo resaltar que Franco, contrariamente al Chicharito, abre más espacios a Gio y Vela (cuando juegan juntos), y creo que es algo más que busca Aguirre. Como dije, sin embargo, no Franco si debió de haber metido más goles, pero no ha sido el único que ha fallado. Fijémonos en los pases demasiado largos o demasiado cortos que otros jugadores le han enviado a él, o a otros compañeros.

  3. Gilberto dijo:

    Excelente tu análisis, me queda claro que seguramente eso fue lo que paso…sobre todo muy temprano en el partido que Cuahutemoc filtro una pelota que dejaba solo al Guille para meterla…y si, definitivamente se equivoco Aguirre y su cuerpo técnico

    La pregunta que me queda es Por que?…2 dos meses de concentración para terminar improvisando en un partido tan importante, este era un partido de 16avos. de final donde el perderdor quedaba eliminado

  4. Precisamente esa es una gran interrogante. En mi opinión, deberían de haber trabajado más de 4 formaciones, y en este juego se notó que no lo hicieron, o alternativemente, confiaron demasiado en que ya lo sabían hacer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s