¿Hubiera hecho David Beckham alguna diferencia?

La selección de Inglaterra comenzó el mundial bastante mal. En general, la expectativa era que pasarán a octavos de final caminando, y si alguien les causaba algún problema, sería la selección de Estados Unidos. La selección de las barras y las estrellas si le causó problemas a los ingleses, especialmente con el gran error de Robert Green. Sin embargo, en el partido ante Algeria, las debilidades y dudas de la selección de la rosa fueron evidenciadas.

La media cancha de los ingleses tiene el mismo problema de siempre, Gerrard y Lampard no se entienden. Cuando uno juega bien, el otro desaparece, y cuando juegan ambos sin un contención detrás, queda un hueco gigante entre la defensa y la media. Gareth Barry, contra Argelia, hizo el trabajo de contención que tanto faltó contra Estados Unidos, pero aún así Lampard y Gerrard quedaron a deber.

Emile Heskey es un jugador que nadie en Inglaterra entiende por qué está ahí, de titular. En el segundo partido, ni siquiera parecía tener una posición. De pronto arrancaba como extremo e intentaba bicicletas y dribbles ante jugadores tres veces más rápidos que él. En su defensa, cuando era usado de poste, los mediocampistas llegaban muy lento a su posición para ayudarle.

Los extremos y carrileros han podido desbordar muy poco y cuando lo han logrado han metido centros al área horrorosos, imposibles de cabecear. No hay ninguna duda de por qué Rooney no ha podido siquiera tener una opción clara de gol en el área. Rooney tampoco ha jugado a su nivel, dicho sea de paso.

Las jugadas a balón parado no son ningún tipo de amenaza. Gerrard y Lampard, quienes se han encargado de este tipo de jugadas, no han podido mandar centros peligrosos, ni tiros libres con algún tipo de peligro para la defensa o ventaja para la delantera, o disparos que metan en apuros al arquero. ¿De qué sirve meter a Peter Crouch si nadie puede mandarle un balón a la cabeza?

Es aquí donde entra David Beckham.

En un artículo en Marzo (Lo que pierde la copa del mundo sin David Beckham), cuando ‘Becks’ fue descartado para jugar la copa, mencioné que algo de lo que perdía Inglaterra era poder en jugadas a balón parado, en centros, y un substituto de impacto.

“La selección de Inglaterra pierde su mejor amenaza a balón detenido. Frank Lampard, Steven Gerrard, y Wayne Rooney son buenos golpeadores de pelota, pero ninguno al nivel de Beckham.

El rol de ‘Becks’ en esta copa del mundo hubiera sido, seguramente, apareciendo desde la banca. Tal vez no es el extremo derecho que era hace seis, o siete años, pero el hecho de tener en su pierna derecha la magia por la que es famoso (dentro de las canchas), puede hacer la diferencia, especialmente en partidos trabados, o en tiempos extra.
La amenaza que representa tener un experto en balón detenido, puede ser la diferencia entre ganar o perder un partido.”


Los juegos contra Estados Unidos y Argelia han sido juegos muy trabados, y ambos han necesitado un jugador de las características de Beckham. No necesitan la velocidad de Lennon o Phillips en ambas bandas, sino la posibilidad de desborde de un lado, y la amenaza del centro preciso del otro. Beckham bien puede haber perdido el desborde que tuvo alguna vez, pero un pequeño espacio basta para ponerle el balón en la cabeza a cualquiera de los delanteros.

Los tiros de esquina de Inglaterra han sido todo menos peligrosos. La diferencia de haber tenido a Beckham puede haber sido grande considerando este aspecto, ya que da la posibilidad de que Gerrard y Lampard estén ambos atentos al rebote o alguno, incluso, buscando el cabezazo dentro del área.

No estoy hablando, sin embargo, de una diferencia abismal, pero una diferencia al fin y al cabo. Tal vez un tiro libre directo podría haber marcado la diferencia contra Estados Unidos, o tal vez contra Argelia, finalmente sólo era un gol el que necesitaba Inglaterra.

A pesar de no ser el más grande fanático de las estadísticas, es interesante mencionar que, si regresamos un poco en el tiempo, en el mundial del 2006 David Beckham influyó en el 50% de los goles de Inglaterra. ¿En cuántos podría haber influido estando en la cancha en este mundial?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Hubiera hecho David Beckham alguna diferencia?

  1. roy dijo:

    quiero mi playera de Argelia
    no sirven pa’ nada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s