“En el cielo tu eterno destino, por el dedo de Dios se escribió” – 10 cosas del México 2-0 Francia

¡Un recuerdo para ellos de gloria!
¡Un laurel para ti de victoria!

Himno Nacional de México

Fue un día de gloria nacional ayer. Mi último recuerdo de un día tan mexicano No recuerdo un día tan mexicano como ayer.

La gente en la calle portaba su playera de la selección, se movía para ver el partido, compraba cerveza, botana, refrescos, pizzas, más cerveza, más papas (todo de marca extranjera, porque todavía no habíamos ganado) y más pizzas. Cuando el juego comenzó, la ciudad parecía un caos y una serenidad inmensa al mismo tiempo.

Todo fue México ayer. Todo. Los goles fueron repetidos en cadena nacional como mensajes de guerra del presidente, y más de diez veces. Esto es para lo que habíamos estado esperando por cuatro años, una victoria en un mundial ante una potencia que no estaba en su mejor momento, Francia.

Sobre el juego, y lo que lo rodea, podemos decir:

1.- Mexicanos al grito de guerra.- El hecho de mencionar ese verso después de un día como ayer es un cliché más grande que irle a Brasil en el mundial. Sin embargo, lo merece. En ninguna otra ocasión habíamos visto que el la letra del himno nacional fuera llevado a cabo tan fielmente. Francisco González Bocanegra no pudo haber imaginado que la letra hubiera resultado tan acertada en algún momento. Parece incluso que era como un “prólogo al partido de hoy”.

“Mexicanos, al grito de Guerra…
…y retiemble en sus centros la tierra.
Al sonoro rugir del cañón gol.”

“Ciña ¡Oh patria tus sienes de oliva!
De(l penal) (d)el arcángel divino…
…Piensa ¡Oh patria querida! Que el cielo
Un soldado en cada hijo te dio.”

Magnífica ejecución del himno de parte de los soldados mexicanos ayer.

2.- ¡¿Qué haces!?.- Yo soy un aficionado de los gritos sin razón en partidos importantes. No importa que esté haciendo bien o mal el jugador, si entra el balón es un héroe, si no, merece un insulto (o treinta) de frustración y desesperación. Así se viven estos partidos. No importa que el jugador no te esuche, mientras sienta la virba de todo el país. Ayer le balón pasó cerca varias veces del arco de Francia, y en todas se escucharon por todos lados insultos al tirador.

3.- ¡¿Qué haces, árbitro!?.- Yo soy todavía más fanático de los gritos en contra del árbitro en partidos como el de ayer. No importa si sus decisiones son correctas, si no te benefician, son pésimas, un abuso, y están vendidos. Cuando el fuera de lugar beneficia a México, a nadie le importa, y nadie le da el visto bueno al árbitro. Lo sentimos, señor árbitro, pero esperamos cuatro años para este momento, y cualquier indicio de que se puede arruinar, merece ir directo al matadero verbal. Nuestros jugadores son ángeles.

4.- Escrito en las estrellas.- Señor Domenech: nada ni nadie nos iba a quitar la victoria ayer. Once guerreros salieron a jugarle a Francia como se debe de jugar en un mundial ante el sub-campeón del mundo. Entendemos que es astrólogo, ¿vio la victoria escrita en las estrellas? Porque fue perfecto. Todo le salió a México. He de decir que Francia no jugó mal para los estándares que se esperaba de un equipo que ha venido a menos desde el 2007, pero ayer era el día de México. Justo cuando tantos problemas hay en el país, y con la baja expectativa mundialista que generan los pesimistas siempre, México necesitaba esta victoria en ese lugar, en este momento.

5.- Huevos.- Contra todos los pornósticos, resulta que sí tenemos. Al menos ayer los jugadores los mostraron (no literalmente, por favor, eviten ir a google imágenes de inmediato). Huevos de llegarle a Francia como se debe, con la pierna dura, encarando, marcando, como se juega un partido mundialista. Huevos de darle a México una alegría y no achicarse con miedo de hacer el ridículo. Huevos de tocarles el balón. Esperemos que estos sean de larga duración, y no de un sólo partido.

6.- Tácticamente, excelente.- México se paro bien. A pesar de que Francia sorprendió un poco poniendo una alineación mejor de lo esperada (el señor Domenech tal vez haya escuchado a uno de sus asistentes), Aguirre también lo hizo. El mejor jugador de cada posición para el sistema que quería utilizar. Sí, eso incluye al Guille Franco de inicio y al Conejo en el arco. Cada jugador sabía para dónde correr, cómo moverse, y a quién marcar. Aguirre tenía muy claro cuál era su plan para este partido desde el juego contra Sudáfrica. Juegos mentales, y juegos tácticos, algo acostumbrado en Europa y no en México, por lo que los medios lo critican sin conocerlo, hasta después del partido, donde solo importa que hemos ganado. Felicidades, señor Aguirre.

7.- Súper-sub.- Muy pocas veces se ha visto tan bien ejemplificada la definición de “substitución de impacto” como ayer. Franco de inicio era algo que parecía ridículo o alocado. Sí, Franco era una excelente desición. ¿Por qué? Franco corre bastante y sabe anotar goles. Así como le puede caer el balón y anotar, lo que quería Aguirre con él era, entre otras cosas, desgastar a sus marcadores y abrirle los espacios y a Gio y Vela (véase resumen del primer tiempo). Una vez que el Guille hizo esto, ya con los defensas algo desgastados, Javier metió a un delantero rápido, de muy buen movimiento entre los defensas, y con serenidad para definir, el Chicharito. El cambio pagó, y se puede ver en el primer gol.

8.- El arcángel divino.- Para seguir con el cliché del himno nacional, hablemos de Cuauhtémoc Blanco, el héroe nacional por excelencia. En mi opinión, los exámenes de admisión a las universidades del país deberían incluir, en la sección de analogías: Diego Maradona es a Argentina como Cuauhtémoc Blanco a México. Todo mundo lo quería en la cancha, todo mundo ama a ‘Cuauh’ (excepto mi mamá). Todos sabíamos que Blanco no falla penales. El momento que tomó el balón, ya saboreabamos el 2-0. Cerró el día perfecto la anotación de Cuauh, que pasa a la historia como el primer mexicano en anotar en tres mundiales diferentes. Si alguien (Domenech) no creía que estaba escrito en las estrellas, perdió toda fe en ello cuando anotó ‘el 10 de México’.

Cuauh y su mensaje a los franceses

9.- Los hermosos medios de comunicación mexicanos.- ¿Quién no los adora? Hace un mes Aguirre era un villano de la talla de Hernán Cortés o Santa Anna por lo que había pasado con Jona’, por no tener un once definido, por tener dudas en el arco, por darle dudas a la prensa, y por cualquier estupidez que algunos (porque no todos) medios consideraban aptos para insultarlo. Algunos, incluso, le llamaban “troglodita”. Claro, dar el once definido a todo no facilitaría mucho las cosas para el rival porque así no le generas ninguna duda, ¿verdad? Sin embardo, ayer y hoy Aguirre es mejor que Miguel Hidalgo o cualquier otro héroe nacional. Seguro ya piensan en ponerlo en los nuevos billetes de $2000. De villano a héroe en tan poco tiempo. Ni Santa Anna lo hubiera logrado colonizando Sudamérica.

10.- Sereno, moreno.- Todos estamos extremadamente felices lo mucho que se mostró ayer. Si el equipo meixcano mantiene todo lo que nos dejó ver ante Francia, puede llegar más lejos de lo esperado. La cuestión ahora es llevarlo a cabo. Confíamos en los muchachos, que tanta alegría nos dieron hace unas horas, en seguir el camino que llevan. Aguirre tendrá que trabajar en que a los muchachos no se les suba a la cabeza, porque ya los aficionados nos ven campeones (Dios que con su dedo escribió el destino en el cielo, deja que eso suceda).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s