“Cuando el oso deja de hibernar…”

Por Gustave J. Mercat



Resulta sorpresivo ver en el ranking de la UEFA de las mejores ligas del continente, que después de la inglesa, la española, la italiana, la francesa y la alemana venga la liga rusa. De 2001 a la fecha, la ‘Russian Premier League’ ha crecido exponencialmente en calidad futbolística, dinero e infraestructura. Las razones son, básicamente, muy simples: dinero (público y privado) y la reproducción de un modelo sumamente exitoso como lo es la Premier League inglesa.


El fútbol en Rusia va de la mano con su historia. Durante la época de la URSS, la liga y el equipo nacional eran de calidad considerable y con una base sólida. La URSS se clasificó a varios mundiales seguidos, ganó medalla olímpica de oro en  Melbourne 1956 y en Eurocopas de naciones ganó en 1960 y fue subcampeón en tres ocasiones (64, 72 y 88). El mundo conoció en esas selecciones al gran Lev Yashin en la portería, junto a grandes jugadores como Oleg Blokhin y Valentín Ivanov. En cuestiones de dirección técnica contaba con Víctor Maslov, a quien se le considera el revolucionario fundador del pressing game en el Dynamo Kiev de la década de los sesentas; o el ídolo ucraniano Valery Lobanovsky quien dirigió a los soviéticos durante sus últimos años. El palmares del combinado rojo era notable, y se le consideraba una selección rocosa, seria y tácticamente muy ordenada. Sin embargo, nunca consiguió con su gran capacidad y mentalidad de excelencia en los deportes, una copa del mundo; a pesar de ser uno de los deportes que mas se tomaba en serio en el seno del Partido Comunista. El porqué se quería sobresalir en el fútbol va mas allá de su popularidad en la estepa ural. Si la URSS vencía en un deporte occidental, daría un golpe de poder político sobre la mesa. Sin embargo la URSS siempre se quedará cerca de su objetivo. Cuando cayó el muro de Berlín y la URSS, el fútbol ruso entró en una crisis profunda al darse cuenta que el potencial futbolístico de la Unión Soviética provenía en gran parte de sus ahora ex-republicas. No es que Rusia por si misma no aportara nada, pero en un 40% dependía de lo que también aportaban los ucranianos, principalmente. Así, Rusia heredó todas las glorias y títulos de la ‘Armada Roja’, pero eso no era suficiente para recuperar la mística futbolística. A la par de su crisis futbolística, existía una crisis política, económica y de organización. Rusia necesitaba encontrar el rumbo en un mundo en el que ya no dominaba, y lo tenia que hacer rápido.

La ‘nueva Rusia’ aparecerá en el aspecto tanto político como futbolístico entrado el siglo XXI. Putin ascendió al poder y se encargará de reestructurar el país en torno a su imagen, siguiendo el capitalismo occidental. En 2001, surgirá la ‘Liga Premier Rusa’, después de varios años de colaboración y aprendizaje de la Federación Rusa de Fútbol con las altas esferas del balompié ingles. Se puede decir que la Liga Premier Rusa es muy similar a la inglesa (con sus respectivas distancias). Una mayor independencia de los clubes con respecto a la federación, torneos de fuerzas básicas y reservas, un torneo de copa de liga (como la Carling Cup) aunado a la Copa Rusa y un organismo regulador de la liga descentralizado de la Federación serán los elementos que darán inicio a una nueva era del fútbol liguero ruso. A la par de esto, el crecimiento ruso en economía y poder adquisitivo comenzará en estos mismos años, apoyándose la economía principalmente en el boom gasero, petrolero y de telecomunicaciones que experimentará el país. Esto permitirá que haya grandes oligarcas comprando y manejando equipos dentro de la Liga Premier Rusa, lo cual traerá beneficios obvios e inmediatos: mejoras de estadios, mejores salarios, fichajes de cada vez mejor calidad y una mayor competencia tanto deportiva como económica entre los equipos de la liga. Esto generará un gran interés en una afición cada vez mas apasionada al ver una liga competitiva, que da espectáculo, sorpresas (como el bicampeonato del Rubin Kazan) y donde los boletos están a precios accesibles (20  a 25 euros en promedio). Esto no quiere significar que la liga rusa esté en su punto máximo de desarrollo, falta todavía mejorar estadios, mercadotecnia e infraestructura. Sin embargo, el fútbol de ruso apoyado en la reforma de 2001 ha dado saltos de calidad proporcionales al tamaño del país.


Rusia también se ha visto beneficiado a nivel de selección gracias a este proceso. Sin la inversión económica e interés de grandes empresarios por el fútbol (sobretodo de Roman Abramovich), no se podría estar hablando de unas instalaciones de primer nivel para los seleccionados a las afueras de Moscú y de la contratación de Guus Hiddink como entrenador; esto sin contar que los fichajes de extranjeros de muy buena calidad fomentan la competencia entre jugadores rusos y extranjeros. Todo esto no puede hacer mas que subir el nivel.  Además los torneos de reservas y fuerzas básicas han encontrado talento para los equipos que de otra manera no se podría haber encontrado. Sin esa forma de descubrir jugadores y desarrollarlos no hubiera existido una selección semifinalista en la Euro 2008 con nombres como Arshavin, Pavlyuchenko, Zhirkov, Bilyaletdinov, Akinfeev o Pogrebnyak; todos de gran calidad. Si Rusia no va a Sudáfrica, es por un exceso de confianza ante Eslovenia; mas no porque no haya talento futbolístico en la selección del águila imperial. Lejos están ya los tiempos donde el combinado ruso daba lástima en la escena mundial, donde sus clubes no conocían la Liga de Campeones de la UEFA (antes no contaban con ningún lugar directo en fase de grupos, ahora tienen 2, con posibilidad de un tercero vía repechaje), donde la liga era casi amateur y donde la máxima estrella rusa era Alexander Mostovoi en el Celta de Vigo. Si se quieren ver mas resultados ahí están las Copas UEFA de CSKA Moscú en 2004 y Zenit de San Petersburgo en 2008, ser la sede de la Final de la Champions League de 2008 entre Manchester United y Chelsea o el nivel competitivo del Rubin Kazan o CSKA Moscú en la presente temporada de la UCL que dejan atrás la imagen de equipos rusos ‘fáciles’. Todo esto en 9 años. Increíble, ¿no es así?


Rusia apunta alto dentro del fútbol europeo y mundial. Faltan pasos, pero muchos de los que se están dando han hecho que la valoración que le dio la UEFA a su liga (6ta) y la FIFA a su selección (12) no sean solo espejismos. El crecimiento es plausible, serio y continuo. Dentro de la mira rusa está el hacer un excelente papel en la próxima Eurocopa a celebrarse en 2012 en Ucrania y Polonia (donde además entran en juego sentimientos nacionales y de honor tan importantes en la mentalidad rusa) y el obtener la sede del Mundial del 2018 o 2022 (que tanto les interesa conseguir para demostrar el poder económico, político y futbolístico de la ‘nueva Rusia’) Que nadie se sorprenda si llega a pasar algo de lo mencionado arriba. Es hora de que el fútbol mundial se de cuenta de que: “¡Ahí vienen los rusos!”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a “Cuando el oso deja de hibernar…”

  1. Lucho Leal dijo:

    Bravo, me ha gustado tu base ‘vintage’, está muy nutritivo el post.

  2. Gustave J. Mercat dijo:

    Gracias Lucho Leal. Seguiré trabajando para mantener la calidad en mis posts. Me da gusto que haya sido de tu agrado. Saludos!

  3. Pingback: Super Size Me (o el crecimiento del fútbol estadounidense) « Trequartistai

  4. Daniel dijo:

    Gran artículo, junto con el del crecimiento del futbol estadounidense. de hecho creo que los gringos tambien van a pelear una copa del mundo para esas fechas (2018 o 2022). De pronto se vea eso! una copa en USA y seguida la otra en Rusia.
    Me suscribiré a este sitio!! Veo buenos artículos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s